Toyota Highlander, nuevo en la plaza

Toyota amplía su gama todocamino con la llegada del Highlander, un modelo de siete plazas, con tecnología híbrida de última generación, tracción total y un completo equipamiento


Toyota lanza por primera vez en nuestro mercado el Highlander, un todocamino que lleva veinte años vendiéndose en Estados Unidos, Japón y Australia gozando de una gran aceptación que le ha llevado a superar los siete millones de unidades vendidas. Ahora, en su cuarta generación, la marca japonesa ha decidido introducirlo en Europa siendo el SUV más grande que Toyota ha producido y comercializado hasta el momento. Ofrece potencia, 248 CV, capacidad para siete plazas y un equipamiento muy completo en todos los sentidos tanto en confort como en seguridad.

Tamaño generoso

Construido sobre la base de la nueva plataforma global GA-K la misma que la del RAV4, el Highlander presenta unas dimensiones muy generosas ya que mide 4,97 metros de longitud, lo que supone 36 centímetros más que aquel y dispone de una distancia entre ejes de 2,85 metros. La anchura está próxima a los dos metros (1,93) y la altura libre al suelo es de 20,2 centímetros.

La carrocería combina el diseño dinámico y sofisticado de un todocamino del segmento premium con la robustez, la potencia y la durabilidad de un todoterreno versátil. El interior ha sido diseñado para ofrecer toda la funcionalidad y amplitud que cabe esperar de un todocamino de siete plazas, ofreciendo el máximo confort para todos los ocupantes. Los asientos de la segunda fila pueden deslizarse longitudinalmente hasta 18 centímetros para dejar espacio de sobra para dos adultos en la tercera fila, con una gran facilidad de entrada y salida a esa zona del habitáculo.

El maletero, con unas formas muy rectangulares, tiene una capacidad que en función de la posición de los asientos traseros puede oscilar desde 332 litros con siete plazas, 865 con cinco o 1.909 litros con solo dos plazas ocupadas pudiendo acoger objetos de 1,13 metros de longitud.

Equipamiento completo

El interior se puede elegir en negro o grafito, contando con un sinfín de huecos de almacenamiento y tomas USB en la primera y segunda fila de asientos. En la consola central hay una pantalla multimedia de 8 ó 12,3 pulgadas con sistema de navegación por satélite y conexión Apple CarPlay y Android Auto. Esta pantalla puede dividirse en dos mitades para ofrecer dos tipos de información diferente. Por lo que se refiere a su sistema de seguridad incluye de serie el Toyota Safety Sense Plus que incluye, entre otros, el sistema de seguridad precolisión con dirección asistida activa para evitar colisiones y función de detección de peatones de día y de noche y de ciclistas de día, control de crucero adaptativo a cualquier velocidad, sistema de mantenimiento de trayectoria, avisador de cambio involuntario de carril con asistencia a la dirección, control inteligente de luces de carretera y reconocimiento de señales de tráfico.

Interior del Toyota Highlander

El Highlander está disponible con dos niveles de acabado, Advance y Luxury. El primero ofrece llantas de aleación de 20 pulgadas, pantalla central de 8 pulgadas, asientos de cuero calefactables, cámara trasera, sensores de aparcamiento y detector de ángulo muerto, entre otros. El acabado Luxury añade a lo mencionado otros elementos como ventilación de los asientos, portón trasero eléctrico, head-up display, la pantalla de 12,3 pulgadas o un sistema de audio premium.

Híbrido potente

El Toyota Highlander llega equipado con un sistema híbrido de cuarta generación. Combina un motor gasolina de 2.5 litros de ciclo Atkinson con dos motores eléctricos ubicados en los ejes delantero y trasero que en conjunto generan una potencia de 248 CV garantizando una capacidad de remolque de dos toneladas. Por lo que concierne a la caja de cambios, es del tipo CVT de variador contínuo y la batería que es de hidruro de niquel va situada bajo los asientos de la segunda fila.

Toyota Highlander

En cuanto a consumos, tiene homologado 7,0 litros según ciclo WLTP y acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h. Pese a sus dimensiones y su peso superior a las dos toneladas, el Highlander se mueve con mucha agilidad y es muy maniobrable, algo a lo que sin duda contribuyen tanto la dirección como las suspensiones y el buen reglaje de muelles y amortiguadores que permiten disfrutar de un elevado grado de confort de marcha.

El Highlander ya está a la venta y su precio es de 52.000 euros para el acabado Advance y 62.900 euros para el Luxury.

También »  Nuevos motores para el Nissan Qashqai 2019