Probamos la gama 4×4 de Toyota: Preparados para la vida al aire libre

La gama 4x4 de Toyota cubre las necesidades de cualquier tipo de cliente

Cumplir setenta años no está al alcance de muchas marcas, y es que la gama 4×4 de Toyota cumple siete décadas de adaptación a los terrenos más inhóspitos, de durabilidad y, por supuesto, de llevar a sus conductores allá donde lo necesiten. Setenta años de historia colocan al fabricante japonés como un referente en lo que a vehículos de todoterreno de refiere. Además, ofrece una amplia gama que cubre las necesidades de todos los clientes, sea del perfil que sea. Ofrece desde la conducción todoterreno más pura off road, con el Toyota Land Cruiser o el Hilux; hasta SUV’s 4×4 como el Rav4 o el Highlander. Y para conocer las bondades de la gama 4×4 de Toyota, que mejor que probarlos en su hábitat natural, la naturaleza.

Por ello Toyota nos llevó a una fina muy cerca de Sigüenza, en donde tuvimos la oportunidad de subirnos a los cuatro vehículos y llevarlos al máximo sobre un terreno exigente, muy irregular y en donde se mezclaba la tierra con las piedras. Y para rematar la jornada, una experiencia inolvidable, que os contaré más adelante.

El escenario elegido para el test, la Finca La Cutamilla en la provincia de Guadalajara, permitió recrear dos circuitos muy diferentes, ya que como comprenderéis, no es el mismo nivel de exigencia el que le podemos pedir a un Land Cruiser que a un Higlander.

Tenemos que partir de la base que tanto el RAV4 como el Highlander son SUV, o como se dice ahora, todocaminos. Ello no implica que no nos lo podamos pasar muy bien fuera del asfalto, ya que su tracción a las cuatro ruedas, AWD-i, nos permite adentrarnos en la naturaleza, sin dañarla, pero disfrutando al máximo. Un sistema que nos genera par extra en el eje trasero, cuando la situación lo requiere. Y es que su condición de híbridos permite no solo contener el consumo en entornos urbanos, sino que esa “eficiencia”, también nos permite mantener un respeto con el medio ambiente. Ofrece una capacidad de tracción y agarre notable, y eso que utilizamos los mismos neumáticos con los que los vehículos salen de fábrica, sin adaptación alguna. Su fortaleza radica en unos propulsores que desarrollan 248 cv para el Highlander y 222 cv para el RAV4. Motores que permiten una combinación perfecta entre la circulación urbana y, cuando queremos darnos un capricho, conducción por caminos y pistas.

Pero claro, si buscamos otras sensaciones, tanto el Land Cruiser como la Hilux, pueden con todo lo que se le pone por delante. Evidentemente el circuito elegido para estos dos modelos fue mucho más exigente que para el RAV4 y el Higlander, con descensos y subidas muy pronunciadas, cruces de puentes o zonas de rocas. Con un chasis independiente, son vehículos más pesados, ideales para movimientos fuera de caminos y con duras y largas jornadas de trabajo. La Hilux ofrece 4×2 y 4×4, teniendo que ser el conductor el que deba conectar el diferencial trasero cuando sea necesario, 2WD y AWD. Por defecto siempre está en 4×2. En el caso del Land Cruiser, que afronta su undécima generación, el sistema activo es permanente y no requiere la intervención de conductor, pudiendo bloquearse el diferencial central para un uso fuera de la carretera y utilizar reductora. El Land Cruiser presenta un motor 2.8D de 2755 cc que desarrolla una potencia de 204 cv; mientras que la Hilux, presenta una motorización de 2393 cc y 150 cv de potencia, y un propulsor superior de 2755 cc y una potencia de 204 cv.

Si la jornada fue un cúmulo de experiencias y de máxima exigencia, lo mejor llegó al final, cuando tuvimos la oportunidad de subirnos a la Toyota Hilux que Isidre Esteve condujo hace pocos meses en el Dakar de 2021. Fueron seis intensos minutos en los que pudimos comprobar, por un lado, la dureza que supone estar muchísimas horas sentado en un vehículo que absorbe todas las irregularidades; y por otro la destreza y maestría de conducción de un experto en estas lides.

Una jornada que ha servido para conocer una de las gamas 4×4 más populares del mercado, que destaca por tener diferentes opciones para las necesidades de los conductores, de más a menos exigentes. Vehículos que pueden estar año tras año haciendo lo mismo sin que sufran en exceso.

También »  Nuevo Mercedes-Benz Clase C, una berlina compacta que rebosa lujo y tecnología