Toyota entra en una nueva era eléctrica con el bZ4X

El bZ4X es el primer vehículo 100% eléctrico desarrollado plenamente por Toyota

Toyota estrena el concepto bZ —beyond Zero, o más allá de cero— con el bZ4X, el primer modelo de una nueva serie de vehículos 100% eléctricos y el primer modelo eléctrico desarrollado en su totalidad por Toyota. También se trata del primer vehículo fabricado en la nueva plataforma específica para modelos eléctricos de la compañía, desarrollada en colaboración con Subaru.

El bZ4X es un SUV eléctrico cómodo y espacioso, disponible con un sistema de tracción total que proporciona un gran rendimiento todoterreno, con motores eléctricos independientes para cada eje. Su diseño exterior, limpio y elegante, refleja tanto sus cualidades avanzadas como vehículo eléctrico como su condición de todocamino, y estrena una nueva forma frontal característica, que transmite la firme presencia del nuevo bZ4x.

Toyota bZ4X

Alto rendimiento

También brinda un habitáculo de cinco plazas, luminoso y amplio, gracias a la larga distancia entre ejes, además de un maletero generoso con 452 litros de capacidad. Uno de los elementos que más llaman la atención en el interior es el cuadro de mandos extremadamente fino y situado más abajo, lo que potencia la sensación de amplitud y la visibilidad del conductor. El principio de ‘la vista en la carretera, las manos en el volante’ se refuerza con la cabina centrada en el conductor, en la que una pantalla TFT informativa de 7’’ se sitúa justo enfrente, en su línea de visión, por encima del borde del volante, para que pueda ver los indicadores sin apenas mover los ojos.

Interior del Toyota bZ4X

La incorporación de la batería como parte integral del chasis, bajo el piso, ofrece ventajas fundamentales, como un bajo centro de gravedad, un excelente equilibrio entre los ejes delantero y trasero y una elevada rigidez de la carrocería, lo que da lugar a una seguridad, un confort de marcha y un tacto de conducción sobresaliente.

Toyota ha aprovechado sus más de 25 años de experiencia en tecnologías de vehículos electrificados para asegurar que la batería de ion de litio que propulsa el bZ4X presenta unos altos niveles de calidad, durabilidad y fiabilidad. Incluso tras diez años de uso, se espera que la batería funcione aún al 90% de su capacidad original —objetivo durante el desarrollo; se calcula a partir de un periodo de uso de 10 años o un kilometraje de 240.000 km, lo que suceda antes—.

La marca avanza que con la batería de 71,4 kWh totalmente cargada, se espera que la autonomía supere los 450 km. Una vez descargada, se puede cargar al 80% en unos 30 minutos con un sistema de carga rápida de 150 kW. Este modelo contara con cargador trifásico de 11 kW a bordo.

Interior del Toyota bZ4X

El bZ4X ofrecerá asimismo características tecnológicas avanzadas, como un panel solar en el techo para ayudar a cargar la batería mientas circula o está aparcado, y la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con prestaciones nuevas y mejoradas de seguridad y asistencia al conductor.

El bZ4X con tracción delantera monta un motor eléctrico de 150 kW con una gran respuesta. Desarrolla 204 CV y 265 Nm de par, lo que le sirve para acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h. El modelo con tracción total genera una potencia máxima de 217,5 CV, con 336 Nm de par, igual velocidad punta y un0-100 km/h algo menor: 7,7 segundos —todas las cifras de rendimiento son provisionales hasta la homologación—.

El sistema ofrece la opción de conducción con un único pedal, que potencia la regeneración de energía al frenar y permite al conductor acelerar y ralentizar el vehículo usando solamente el pedal del acelerador.

Auténtico todoterreno

Toyota ha colaborado con Subaru, socio de desarrollo en este proyecto, para el diseño de un nuevo sistema de tracción total para vehículos, a partir de la extensa experiencia en tracción total de ambas compañías. El resultado es una mayor seguridad al circular en condiciones complicadas, y confiere al bZ4X la capacidad de un auténtico todoterreno, líder en la categoría de todocaminos eléctricos.

El modelo con tracción total monta unos motores de 80 kW independientes en los ejes delantero y trasero. También se puede optar por la función XMODE, con distintos modos de conducción, para adaptarse mejor a las circunstancias con ajustes para nieve/barro, nieve gruesa y barro —por debajo de 20 km/h—, y control del agarre para una conducción todoterreno más dura —por debajo de 10 km/h—.

Toyota bZ4X

Además, el bZ4X será el primer modelo de Toyota de producción en ofrecer el sistema de dirección por cable —One Motion Grip—, cuya introducción en Europa está prevista para más adelante. Este sistema electrónico prescinde de la conexión mecánica entre el volante y las ruedas delanteras, y ajusta el ángulo de los neumáticos con precisión según la intención del conductor. Además, deja más espacio para las piernas, con lo que da más libertad a la posición de conducción y facilita la entrada y salida. El volante tradicional se sustituye por el control One Motion Grip, cuyo funcionamiento resulta mucho más fácil y fluido, sin necesidad de cruzar los brazos al girar. Así, se puede llegar de tope a tope con solo girar 150 grados.

Puesto que el sistema no tiene conexiones físicas, se suprimen las posibles vibraciones de los neumáticos en la dirección, pero el conductor sigue pudiendo notar sensaciones como las irregularidades de la superficie por la que se transita. La sensación de la dirección mejora gracias al control independiente del volante. Además, sus características se pueden modificar en función del modo de conducción seleccionado.

También »  Nissan presenta el Z Proto, su deportivo moderno