Toyota Yaris Cross, el arma secreta para dominar el segmento SUV en Europa

El Yaris Cross es la apuesta de la marca japonesa para recuperar una cuota de mercado del canal de particulares en el segmento SUV superior al 10%.

Quedan apenas semanas para que se empiece a entregar el nuevo Toyota Yaris Cross. Es por eso que la firma japonesa ha realizado una presentación por todo lo alto en el país y darlo a conocer. Este SUV compacto del segmento B ha sido desarrollado pensando especialmente en el mercado europeo con el objetivo de completar su gama SUV y de conseguir el liderato del segmento más importante de algunos de sus mercados.

En el mercado español, explica Toyota, hasta agosto de 2021, el 16% de los coches vendidos han sido todocaminos, superando a los compactos, por lo que, aseguran, el Yaris Cross llega “en el mejor momento posible”. Su objetivo para España es que en 2022, año para el cual más de la mitad de las ventas de la marca serán un SUV, sus crossover acumulen un 10% de la cuota de mercado del segmento en el canal de particulares. 

Nuevo Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota
Nuevo Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota

El objetivo es claro y por ello el Yaris Cross es mucho más que una versión levantada del Yaris. De hecho, de su ‘hermano’ pequeño solo tiene el nombre, la motorización y la plataforma, con importantes cambios estéticos y una propuesta más completa a nivel tecnológico y de equipamiento. Esta mejora respecto al utilitario responde a su voluntad de introducir al Yaris Cross en el centro de su gama, buscando aquellos compradores que quieran un coche versátil, lo suficientemente espacioso como para alojar a la familia, y a un precio menor al de vehículos como el RAV4 o el CH-R. Además, con este SUV cierran la familia Yaris, formada por el coche estándar, el GR Yaris como deportivo emocional y el mismo Yaris Cross. Toyota espera que en 2022 la gama Yaris supere en ventas a la gama Corolla (Corolla y Corolla Touring).

Nuevo Toyota Yaris Cross

El nuevo Yaris Cross se basa en la plataforma TNGA-B de la marca asiática y se producirá, junto al utilitario, en la planta checa de Kolin, de la que es única propietaria desde el pasado enero. Sus objetivos de producción pasan por incrementar las unidades ensambladas desde las 425.000 de 2018, contando las de Citroën C1 y Peugeot 108 que hasta ahora también montaba en la República Checa, hasta las 500.000 en 2022, ensamblando el Yaris, el Yaris Cross y la versión de producción del Aygo X Concept.

Zaga del nuevo Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota
Zaga del nuevo Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota

El Yaris Cross destacará en la familia Yaris por presentarse como un coche completamente distinto a las otras dos propuestas. En términos estéticos destaca por su robustez y por elementos inéditos en la gama Yaris como la forma de sus faros delanteros o traseros, que serán full LED por primera vez. El frontal es coherente con su condición de SUV y ciertamente recuerda al del RAV4. Destacan sus llantas de hasta 18 pulgadas, 17 de serie. 

Por tamaño, es nueve centímetros más alto que el utilitario, alcanzando los 1,56 metros, y 24 centímetros más largo, con un total de 4,18 metros. Toyota asegura que se sitúa en el centro del segmento en cuanto a longitud, mientras que es más bajo que la mayoría de sus rivales. Su maletero ofrece 397 litros de capacidad, cifra que lo coloca entre los líderes del segmento y define el concepto ‘Big-Small’ bajo el que lo han desarrollado. “Queríamos un coche pequeño por fuera y grande por dentro”, admiten desde la marca.

Interior del nuevo Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota
Interior del nuevo Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota

El interior es muy similar al del utilitario en cuanto a diseño, aunque de nuevo presenta novedades en elementos como la consola central o los paneles de las puertas, con nuevos materiales que elevan la sensación de calidad percibida. Se mantiene la pantalla flotante de ocho pulgadas como acceso al sistema de infoentretenimiento. Toyota asegura haber mejorado su funcionamiento y es compatible con los teléfonos móviles más habituales. El cuadro de instrumentos también se renueva, con una pantalla entre los indicadores de la gestión de la carga y los niveles que sirve de velocímetro y ofrece información extra como el consumo o el flujo de energía.

Una única motorización

Mecánicamente contará con un único motor híbrido convencional de 116 CV y 120 Nm de par máximo de potencia a partir de un motor tricilíndrico de 1.5 litros asociado a una caja de cambios eCVT de transmisión variable. Su batería de 177,6 V, asegura Toyota, es capaz de generar el doble de energía al frenar y de suministrar un 50% más de potencia al acelerar. Es, además, más liviana que su predecesora, pesando apenas 27 kilos. Pese a que su autonomía es corta, puede alcanzar en modo eléctrico hasta los 130 kilómetros por hora. Estará disponible con tracción delantera o tracción total inteligente AWD-i, que permite un motor eléctrico independiente en el eje trasero y ofrece un reparto de par de entre el 100:0 para el eje delantero y el 40:60 para el trasero según las condiciones de la marcha y el modo de conducción elegido. La marca no descarta ampliar la oferta mecánica en un futuro.

Con todo, homologa un consumo de entre 4,7 y 5,1 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de entre 106 y 116 gramos de CO2 por kilómetro. En la primera toma de contacto con un Yaris Cross Premiere Edition, con tracción integral, su consumo se mantuvo en los 5,8 litros de forma constante y en ningún caso se superaron los seis litros.

El Toyota Yaris Cross con tracción AWD-i ofrece buenas sensaciones fuera del asfalto | Foto: Toyota
El Toyota Yaris Cross con tracción AWD-i ofrece buenas sensaciones fuera del asfalto | Foto: Toyota

La compañía asiática sostiene que se ha mejorado el dinamismo gracias a un mayor rigidez de su plataforma gracias a nuevos materiales de alta resistencia, al tiempo que apenas ha ganado 95 kilos, una cifra corta si se tiene en cuenta que es sensiblemente más grande. Además, se ha optado por una nueva suspensión delantera del tipo McPherson y, para los AWD-i, una suspensión específica de doble horquilla para el eje trasero, que deja espacio para el motor trasero y además permite una mayor estabilidad. Durante la prueba realizada en la presentación nos pareció un coche con poco balanceo pese a su vocación de SUV. Es ciertamente estable y muy cómodo en carretera. Fuera del asfalto se conduce con facilidad aunque se notan sobremanera los baches y los saltos.

Desde 23.350 euros

El nuevo Toyota Yaris Cross ya está a la venta en España por un precio que arrancará en los 23.350 euros. De serie, en su acabado más básico, el Active Tech, el SUV japonés ya ofrece muchas de las funciones del Toyota Safety Sense, como el sistema precolisión con asistencia a la dirección, el control de crucero adaptativo, el reconocimiento de señales, el sistema de mantenimiento de carril y asistencia a la dirección y el airbag central. Opcionalmente, se sumarán sistemas como el aparcamiento inteligente o la alerta de tráfico cruzado. Así, el Yaris Cross Active Tech, con tracción delantera, llantas de 17 pulgadas, faros full LED y pantalla central de siete pulgadas partirá desde esos 23.350 euros.

La horquilla de precios alcanzará los 30.300 euros de la Premiere Edition, la opción más completa con tracción total, llantas de 18 pulgadas, portón del maletero con apertura automática, tapicería de cuero, detector de ángulo muerto, Head-Up Display de 10 pulgadas y sistema de sonido JBL. El acabado Adventure también ofrecerá tracción total, mientras que el Active Tech, el Style y el Style Plus serán de tracción delantera. La firma ofrece, si se opta por la financiación, 1.850 euros de descuento.

También »  Los 10 coches híbridos más vendidos en septiembre de 2021 en España