Toyota Yaris Cross, el utilitario que quería ser SUV

Tras conquistar el mercado con su cuarta generación y el corazón de los fans con el GR Yaris, llega una nueva variante campera para asaltar el segmento SUV

El Toyota Yaris es un coche ambicioso. No tenía suficiente con ser uno de los vehículos compactos más vendidos del mundo, quería ser deportivo. Así nació el GR Yaris, un coche radical, nacido del conocimiento y la larga herencia de la firma japonesa en el Mundial de Ralis (WRC). Pero tampoco tenía suficiente, quería reconocimiento, más prestigio, algo que consiguió el 1 de marzo alzándose como Car of the Year 2021 batiendo a vehículos como el Cupra Formentor o el Volkswagen ID. 3. Pero ni con esas. Ni con el premio más prestigioso del motor tuvo suficiente. El Yaris quería ser también un SUV y dominar el mercado, necesidad que satisfará este año con su nueva variante el Yaris Cross.

Toyota apuesta por el potencial de este pequeño vehículo para ofrecer una variante campera que, lejos de ser una mera versión más elevada, será un coche perfectamente capaz de dominar terrenos complicados, aunque mantendrá su esencia con un tamaño contenido, aunque será, con 4,18 metros, 24 centímetros más largo que el Yaris estándar. Asimismo, será nueve centímetros más alto y 20 centímetros más ancho. La batalla, de 2,56 metros, se mantiene y su maletero alcanzará los 400 litros de capacidad.

Trasera del Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota
Trasera del Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota

Basado sobre la misma plataforma GA-B de Toyota sobre la que se monta el Yaris de cuarta generación, el Yaris Cross llegará con dos opciones de tracción, la delantera para los que no pretendan salir del asfalto o caminos sencillos, y la total inteligente eléctrica AWD-i, en la entrega de par prioriza el eje delantero pero es capaz de distribuir potencia a las ruedas traseras para apoyar al coche al acelerar o sacarlo de situaciones complicadas tras pérdidas de tracción. En la versión 4×2, el maletero será más grande gracias a la posibilidad de plegar la bandeja del piso del maletero.

Llegará a finales de año a España

Como el Yaris estándar, bajo el capó trabajará un motor híbrido convencional de 1.5 litros y 116 CV de potencia, cuyas emisiones, según la marca, oscilan entre los 4,6 litros y los 5,0 litros cada 100 kilómetros según el sistema de tracción, el AWD-i necesita más carburante, y el nivel de acabado, cuyas opciones también serán similares a las del utilitario, aunque aún deben detallarse con precisión.

Interior del Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota
Interior del Toyota Yaris Cross | Foto: Toyota

En términos de seguridad, el Yaris Cross recibe la última versión Toyota Safety Sense, el conjunto de ayudas a la conducción de la marca con funciones como el sistema de seguridad precolisión con detección de vehículos, de peatones, ciclistas, obstáculos en intersecciones y asistencia a la dirección, control de crucero adaptativo inteligente y reconocimiento de señales, entre otros.

El Toyota Yaris Cross, ideado para asaltar los mercados europeos se producirá en Onniang, localidad francesa cerca de Valenciannes, y su motor en la planta de la marca en Wałbrzych, Polonia. La batería, la unidad de control de potencia y el transeje híbrido se ensamblarán en Japón. En total, más de 150.000 unidades saldrán cada año totalmente montadas de la factoría francesa. En España, la firma asiática espera aceptar pedidos a lo largo de la primavera, a un precio todavía por desvelar, llegando el vehículo a finales de año.

También »  Viajar en coche: las autopistas más caras de Europa