Volkswagen empieza a producir el ID.4, que presentará en septiembre

La firma alemana empieza a producir el segundo modelo de la familia de eléctricos ID., que también se ensamblará en China y Estados Unidos

Volkswagen presentará el SUV eléctrico ID.4 a finales del mes de septiembre. Será su segundo coche eléctrico basado en la plataforma MEB en llegar al mercado y también el segundo todocamino del Grupo Volkswagen en ser presentado tras el Enyaq de Skoda, que debutará mundialmente a principios del mismo mes. Sin embargo, la compañía alemana ya lo fabrica en Zwickau, Alemania, casa también del ID.3.

Desde Volkswagen confirman que su lanzamiento al mercado se producirá también este año. Como ha anunciado Thomas Ulbrich, director de movilidad eléctrica de Volkswagen, en el evento virtual de inicio de producción, el ID.4 será “un vehículo global que no solo se producirá y venderá en Europa, sino también en China y Estados Unidos“. Ulbrich ha estado acompañado, virtualmente, por Ralf Brandstätter, CEO de Volkswagen desde el pasado mes de julio, y por Michael Kretschmer, primer ministro de Sajonia, región donde se encuentra Zwickau.

Según ha concretado el mismo Ulbrich, a finales de este año el ID.4 también se ensamblará en China y desde 2022 en Estados Unidos, en la planta de Chattanooga. Cabe recordar que las plantas de todo el mundo destinadas a producir eléctricos basados en la plataforma MEB son las de Zwickau (ID.3, Cupra el-Born, ID.4), Emden, Hanover, Zuffenhausen y Dresden en Alemania; Mladá Boleslav (Skoda Enyaq) en República Checa; Bruselas en Bélgica; Chattanooga en Estados Unidos y Anting (Shanghái) y Foshan en China.

Ralf Brandstätter, CEO de Volkswagen, en Zwickau | Foto: Volkswagen
Ralf Brandstätter, CEO de Volkswagen, en Zwickau | Foto: Volkswagen

Ulbrich, que ha prometido “una aceleración excelente y un gran dinamismo” para el ID.4, ha recordado que el SUV eléctrico y el ID.3 son los primeros en llegar de una familia que incluirá más SUV y berlinas, así como el ID. Buzz, una camioneta inspirada en el Bulli. Todos estarán basados en la plataforma MEB, con la que el grupo quiere democratizar el coche eléctrico. “Con la producción global del ID.4 estamos creando la base económica para el éxito de la familia ID.“, ha declarado Brandstätter.

Neutralidad de emisiones

Como ocurre con el ID.3, el proceso de producción del ID.4 será neutral en emisiones de CO2. Así, Volkswagen ha empezado el camino para alcanzar la neutralidad total de emisiones para el año 2050, un objetivo acorde con las ambiciones europeas de descarbonización.

Zwickau acoge la producción de su segundo coche MEB tras haberse invertido en la planta alrededor de 1.200 millones de euros para su adaptación para el ensamblaje de coches eléctricos. Según la automovilística alemana, es “la planta más grande y eficiente de eléctricos en Europa“, y prevé alcanzar las 300.000 unidades eléctricas fabricadas al año a partir de 2021. Hasta 2024, la marca invertirá otros 11.000 millones en electromovilidad para habilitar las demás plantas, que fabricarán los más de 20 vehículos eléctricos puros que la firma de Wolfsburgo quiere lanzar para 2025.

También »  Ginebra celebra el primer salón virtual de la historia del automóvil