El otro Sergio García, el niño que tuvo moto a los 3 años


Vaya usted a saber pero, sí, es así. O debe ser así. El chaval, con solo 18 añitos, pero ya metido entre los mejores, muy mejores, del Mundial de motociclismo, ha decidido que, si pueden, añadan su segundo apellido, Dols, al Sergio García que enseguida puede confundirse, súbitamente, con el extraordinario golfista. Y, sí, casi todo el mundo le llama García Dols, aunque su trayectoria, sus victorias, tres ya este año (Le Mans, Montmeló y, el pasado domingo, en Spielberg, Austria) le permitirían ya hacerse un hueco, grande, en realidad así ha sido, entre los mejores de las dos ruedas.

Claro que Sergio García Dols (Burriana, Valencia, 22 de marzo del 2003), que antes estaba apadrinado por el excampeón del mundo de 125cc y manager de los hermanos Márquez, Emilio Alzamora, está ahora bajo la tutela, que tampoco es poca cosa, del tremendo Jorge Martínez Aspar, asociado ahora a la firma catalana GasGas, vale, sí, KTM, pero mola eso de correr con una moto de casa. Es un muchacho extraordinario y un piloto espectacular, te lo digo yo, dice el tetracampeón del mundo de Alcira.

A por el ‘tiburón’

Es por ello que, en medio de tanto rookie sorprendente como el maravilloso Pedro Acosta, el tiburón de Mazarrón, líder destacado del Mundial de Moto3, con cinco victorias y 41 puntos más que García Dols, la portentosa aparición de Raúl Fernández (Kalex) en Moto2 y el extraordinario bautismo de Jorge Martín (Ducati) en MotoGP, muchos puedan olvidarse o aparcar el enorme talento de este chico, cuyo primer gran premio fue el de Argentina en el 2019.

Uf!, que gran premio aquel de Argentina, explica García Dols, ganador en el Red Bull Ring, el pasado domingo, en una última vuelta suicida. Era superjoven, todo me salió fatal, fui penúltimo en los entrenamientos y, en el warm-up, sufrí una caída muy fea, aunque, por suerte, no me hice daño. Y como los buenos pilotos, García Dols, cuyo padre, Sergio, cómo no, le había comprado su primera moto de verdad, de gasolina cuando cumplió los tres añitos, empezó a pelear de lo lindo en el Mundial.

Nada como la primera victoria en casa, en Valencia, ante mi gente, en el circuito de Cheste, también en el 2019, cuenta García Dols, que reconoce admirar, por encima de todos, a Marc Márquez por su cabeza y por la espectacular forma que corre. El pupilo de Aspar, que no sueña con pelearle el título a Acosta sino en hacer el mejor papel, carrera a carrera, y aprender cada fin de semana alguna cosa nueva, también ha tenido, cómo no, momentos duros, que siempre asocia a las lesiones, como la primera vez que se rompió una pierna y tardó solo cuatro semanas, un mes, en volver a correr.

Los nervios y el riesgo van muy unidos en las carreras, claro, cómo no, pero es una unión que te motiva, cuenta García Dols. Es decir, sientes la responsabilidad de querer hacerlo lo mejor posible, pues tienes toda una fábrica y un equipo detrás que ponen en tus manos la mejor moto posible. Pero esos nervios, al menos en mi caso y pienso, sí, que en caso de todos mis compañeros de parrilla, desaparecen en cuanto se apaga el semáforo y empieza la carrera. Entonces, solo piensas en cómo ganar.

Queda mucho Mundial

García Dols, que se admira de que, el pasado domingo, en Spielberg, aún le quedase un puntito de coraje, de arrojo e, incluso, alguna decimita de segundo más para exprimir al máximo en la última vuelta, cuando superó a Acosta, Oncu y Foggia para hacerse con la victoria, cree que la mayor fuerza cuando estas sobre la moto y llega el momento decisivo surge de la cabeza. Si tienes la mente fresca, puedes intentar incluso las maniobras más increíbles.

A falta aún de siete grandes premios (Inglaterra, Aragón, San Marino, Austin, Malasia, Portimao y Valencia), es decir, a falta de 175 puntos en juego, Acosta, gran dominador del certamen, aventaja en 41 puntos a García Dols, cuya ilusión y esperanza se cimentan en el hecho, brillante y muy destacable, de que, en las últimas tres carreras, le ha restado 14 puntos al líder.

También »  El análisis del Gran Premio de Mónaco