Hamilton, el ‘super espía’ de la F1


Lewis Hamilton está obsesionado con mejorar, y dentro de la Fórmula 1 no se le escapa una. Vigilar a los rivales forma parte de la rutina del gran circo, hasta tal punto que los equipos contratan a fotógrafos espías para conseguir planos detallados de los coches rivales. Analizar lo que hace la competencia puede ayudar a los equipos a mejorar o ver qué les funciona a los rivales, y por ello se han creado regals que limitan algunas técnicas y trucos para conseguir un analisis exhaustivo como son las cámaras 3D o algún software complejo para copiar diseños a los rivales.

Disfruta de toda la temporada de Fórmula 1 en DAZN. Regístrate y comienza un mes gratis. Después 9,99 al mes sin permanencia.

Los equipos hacen todo lo posible por mantener al máximo sus diseños y modificaciones en secreto, pero no cuentan con lo gran observador que es un piloto como Hamilton. Un antiguo ingeniero de Mercedes, Philipp Brandle, descubrió algunos de los comentarios que Hamilton hace al equipo cuando se da cuenta de pequeños detalles que marcan la diferencia. Brandle trabajó en el coche del siete veces campeón del mundo hasta finales de 2019 y aseguró que “Lewis es un súper espía, mira todo muy de cerca”.

Y es que entre muchas anecdótas, Branle quiso destacar una en particular que demuestrá lo analítico que es Hamilton respecto a sus rivales: “recuerdo algo sobre una vez antes de salir al podio, en la sala donde los pilotos se estaban refrescando. Hamilton se dio cuenta de que el mono de otro piloto tenía menos cables, y nos recordó que eso nos permitiría ahorrar peso, porque realmente cada detalle cuenta en la Fórmula 1”. aseguró el ingeniero. “Así que nos dio el feedback de que el otro equipo tenía un arnés de cableado más corto y un enchufe más pequeño. Lewis mira detalles como ese porque todo, incluso cómo se puede ahorrar un solo gramo, es importante.” concluyó Brandle.

Por este motivo, se puede ver en muchas ocasiones a los mecánicos poniéndose en frente de los coches para taparlos y que los rivales no puedan ver nada, pero hay lugares como el parque cerrado donde eso es imposible porque los monoplazas se mantienen en un espacio abierto que invita a las miradas indiscretas. Otros pilotos como Sebastian Vettel y Nico Hulkenberg son también grandes observadores “miras como relacionan todo en el coche y luego se lo pasas a tus ingenieros y esperas que puedan hacer que tu coche sea más rápido” aseguró Hulkenberg.

También »  Primera 'pole' del año para Rodrigo en una Q2 que se retrasó