“La Honda de 2022 es ilusionante”


Álex Márquez admite que ha despedido la temporada de MotoGP con malas sensaciones. Sin embargo, la evolución que empezó a verse en las últimas carreras y que le llevó hasta el cuarto puesto en Portimao le han convencido de que el proyecto tiene futuro y más después del buen sabor de boca que le dejaron los test de Jerez, la pasada semana, ya con la nueva moto de 2022.

“Si hay que buscar una palabra para definir la nueva Honda es ‘ilusionante’. La moto es un concepto totalmente diferente, pero de entrada la base es buena. Este invierno HRC tiene mucho trabajo por delante en la fábrica de Japón. Todos los pilotos Honda en Jerez coincidimos en los criterios, en las cosas que hay que mejorar”, ha explicado el piloto de Cervera durante la presentación del Allianz Júnior Motor Camp en el circuito de Rufea (Lleida).Álex ha sido sincero en su valoración de la temporada que cerró el telón el pasado 14 de noviembre en Cheste: “Sin filtros. No ha sido una buena temporada, sin duda esperaba mucho más. Hubo momentos de 2021 en los que tocamos fondo, pero siempre intento sacar el lado positivo de las cosas y creo que de las situaciones difíciles se aprende, te hacen crecer como piloto y te hacen más fuerte”.

“Hacia la segunda mitad de la temporada empezaron a llegar cosas, la evolución fue constante y acabamos en buena forma y viendo que podemos ser competitivos el próximo año”, ha añadido Álex, que después de debutar en la clase reina en 2020 con el Repsol Honda de fábrica, ha pasado esta temporada al equipo satélite LCR para dejar paso a Pol Espargaró en la formación oficial: “Yo tengo contrato con Honda y para mí la presión es la misma en un equipo u otro. Pero este año he trabajado en un equipo más pequeño, más familiar y me he sentido arropado desde el primer test en Catar”.

También »  Puig: "Márquez se rompió la placa del brazo abriendo una ventana"