Rossi, de mal en peor

Valentino Rossi llegó a Catar pletórico de forma, con mucha energía y una enorme motivación en su estreno con el Petronas Yamaha, después de cerrar su etapa en el equipo oficial, que decidió apostar por la juventud y la proyección de Fabio Quartararo. La ilusión del italiano se ha difuminado tras las dos primeras carreras de la temporada. Il dottore comenzó bien, con un esperanzador cuarto puesto en la calificación del GP de Catar, pero el domingo no pudo rematar su labor y acabó 12. Este fin de semana la cosa fue aún más duro: Firmó la peor qualy de su vida (21) y acabó 16 en carrera. En total, solo 4 puntos, lo que equivale a su peor inicio desde el año 2000, cuando abandonó en las dos primeros grandes premios en su debut en la categoría reina (entonces 500 cc).

A sus 42 años, Rossi está harto de defender que quiere seguir en el Mundial, que se siente competitivo. Hace unos días contestó muy airado a las críticas de un ex piloto y amigo, Marco Lucchinelli. El italiano, campeón de 500 en 1981, hizo una polémicas declaraciones a la agencia LaPrese: “Que le deje la moto a un joven. Hace más de tres años que no gana una carrera y el último Mundial lo ganó en 2009. Vale siempre corrió para ganar, ahora lo hace para acabar.

MotoGP en DAZN disponible en vivo y a la carta. Suscríbete y comienza tu mes gratis

En definitiva, dijo lo que muchos piensan. Pero también son muchos los que creen que lo que hace Valentino tiene un gran mérito a su edad y están agradecidos de que siga desafiando a los jóvenes, intentando dar espectáculo, cuando podría estar disfrutando de su fama y su fortuna sin necesidad de jugarse el tipo en el Mundial. Al final todos pueden opinar, si bien lo que importa son los resultados. Si puedo ir rápido, todos volverán a subirse a mi carro. Y si no lo logro, seguirán diciendo que me tenía que haber retirado hace años, afirma Valentino.

Un martirio

Mientras tanto , Rossi y su equipo técnico, con David Muñoz al frente, se concentran en buscar la forma de solucionar sus recurrentes problemas de agarre en el tren trasero con vistas a los grandes premios europeos del calendario, a partir del 18 de abril en Portimao. Desde sus últimos tiempos en Yamaha, el desgaste de la goma trasera a medida que avanza la carrera no le permite pelear por posiciones destacadas, lo que para Valentino empieza a ser desesperante.

En carrera mi ritmo no fue bueno, pero tampoco desastroso. Esperaba que fuéramos mejor, en el warm up encontramos algo que pensé que me permitiría estar con el grupo de delante. Tenemos que mejorar el agarre trasero. Fui más rápido que la semana pasada, pero no es suficiente, resumió Rossi el domingo tras la segunda carrera en Catar, que además ganó su sustituto en Yamaha, Fabio Quartararo.Jorge Lorenzo, otro viejo amigo del Doctor, ex compañero de box en Yamaha y ahora comentarista en Youtube, le pone más leña al fuego: Rossi me ha decepcionado igual que a los aficionados. Se espera mucho de Valentino siempre, pero hacer 21 en entrenamientos… Dijo que había algún entrenamiento peor en su carrera, pero es difícil encontrarlo. El domingo estuvo fuera de los puntos. Es difícil encontrar una carrera de él sin caída o rotura de motor fuera de los puntos. Es la segunda vez que queda muy lejos de los otros pilotos de Yamaha. Esperemos que sea una ocasión particular. Catar nunca le fue bien. Hay circuitos que le vienen mejor. No sé si mejorará en Portimao, que también es complicado para él. Pero seguro que en Jerez ya veremos a un Rossi más fuerte”, pronostica el 99, que espera ver resurgir al 46.

También »  Hamilton domina los únicos libres en Imola