5 consejos para ir a esquiar en coche

Seat nos da una serie de recomendaciones para llevar todo el material para esquiar de forma correcta en el coche

Con la llegada del invierno, por fin ha comenzado la esperada temporada de esquí. Seguro que más de un apasionado de este increíble deporte ya lo tiene todo preparado para disfrutar al máximo de las pistas y la nieve. No obstante, teniendo en cuenta que la lista de material que se suele llevar para esquiar puede estar formada por más de 30 artículos, Seat recalca la importancia de saber cómo llevar correctamente todo el material en el coche, con la máxima seguridad y comodidad posibles.

El portaesquís

Existen cuatro tipos de portaesquís que se ajustan a las distintas necesidades del usuario: de techo, magnético, de rueda o para gancho de remolque.

  • Portaesquís magnético: es una muy buena opción para aquellos usuarios que van a esquiar de forma ocasional. Su colocación es muy sencilla, aunque no es recomendable circular a más de 90 kilómetros por hora con este sistema. Asimismo, es menos seguro en caso de sufrir un accidente de tráfico.
  • Portaesquís de techo o para gancho de remolque: estas dos opciones son las más prácticas para los esquiadores habituales. De hecho, el Seat Tarraco cuenta con los dos tipos, en los que se puede transportar hasta seis pares de esquís o cuatro tablas de snowboard. Según Jordi Gené, experto en conducción y aficionado al esquí: “Si optamos por el de techo, las puntas de los esquís deben dirigirse hacia atrás”.

¿Se pueden transportar en el interior?

Los esquís o las tablas de snowboard se pueden transportar perfectamente en el interior del vehículo al abatir los asientos traseros, aunque siempre en sus bolsas específicas y anclados al vehículo. “Dejarlos sin sujeción puede suponer un grave peligro para los ocupantes, ya que en un choque a 50 km/h, unos esquís de cinco kilogramos mal colocados pasan a pesar 150 kilogramos”, explica Gené.

¿Cómo hay que llevar el resto de material?

El resto de material y equipaje debe ir siempre bien colocado en el maletero para evitar que se desplace. Es recomendable colocar los bultos más pesados, como por ejemplo las botas, en el centro, al fondo y en la parte inferior. Por su parte, los elementos más ligeros, como los cascos y los bastones, deben ir siempre encima, pero jamás sobre la bandeja trasera, puesto que en caso de realizar una frenada brusca o choque, podrían salir despedidos. Además, tal como afirma Jordi Gené, un elemento que no puede faltar nunca en el maletero del coche son las cadenas.

Más espacio

En caso de necesitar más espacio, lo mejor es colocar un cofre sobre el techo del vehículo. Gracias a su amplitud, en un cofre se puede guardar de forma fácil y cómoda los esquís, las tablas y el resto del material.

Conducción

Todos los elementos que se suelen llevar para ir a esquiar (los portaesquís, el cofre, el maletero lleno, etc.) condicionan la conducción, por lo que es necesario extremar las precauciones al volante. En primer lugar, antes de salir a la carretera, es fundamental revisar que la presión de los neumáticos sea la adecuada para nuestro coche con peso. En segundo lugar, hay que tener siempre presente que con el coche cargado el tiempo de frenada aumenta, por lo que es clave dejar una mayor distancia de seguridad.

En tercer lugar, es especialmente importante llevar el depósito lleno, puesto que “en caso de avería o cualquier incidencia, podremos usar la calefacción hasta que llegue la asistencia”, explica Gené. Por último, es aconsejable conducir sin abrigo, con tal de tener la máxima libertas de movimientos y poder reaccionar ante cualquier imprevisto.

También »  El Gobierno quiere prohibir fumar en el coche