Adiós al silencio de los coches eléctricos, ahora tendrán que hacer ruido

Tal como aprobó la Comisión Europea el pasado mes de marzo, todos los coches eléctricos e híbridos de Europa que se homologuen a partir de hoy tendrán que incorporar un sistema que genere ruido, con el fin de reducir los accidentes de tráfico


Como bien sabemos, los coches eléctricos e híbridos que pueden desplazarse en modo eléctrico presentan muchas ventajas y beneficios para el medio ambiente. No obstante, la ausencia de ruido en este tipo de vehículos supone todo un peligro para la seguridad de los peatones y ciclistas. Por este motivo, a partir del 1 de julio de 2019, absolutamente todos los coches eléctricos e híbridos que se homologuen en Europa tendrán que emitir ruido, tal como aprobó la Comisión Europea el pasado mes de marzo.

Con el objetivo principal de mejorar la seguridad vial, la nueva normativa fijada por la Unión Europea establece que los vehículos electrificados deben equipar por ley un sistema que genere ruido. De este modo, se reducirán considerablemente los accidentes de tráfico y los atropellos, que afectan especialmente a los colectivos más vulnerables: peatones, ciclistas y animales.

El nuevo sistema de aviso acústico de los vehículos (SAAV) alertará al resto de usuarios de la vía de la presencia de este tipo de vehículos en la carretera, ya que emitirá un sonido continuo desde que se arranque el motor hasta que se alcancen los 20 kilómetros por hora. También emitirá sonidos cuando se circule marcha atrás. Cabe destacar que a velocidades altas, el ruido de la rodadura será suficiente para identificar la presencia de un coche de estas características, por lo que el sistema se desconectará de forma automática.

De momento, todos los coches eléctricos que se homologuen a partir de hoy tendrán que equipar por ley este novedoso sistema, mientras que a partir del 1 de julio de 2021, absolutamente todos los eléctricos e híbridos que se matriculen tendrán que contar obligatoriamente con el sistema SAAV.

También »  El autobús eléctrico Iveco E-Way logra un nuevo récord de autonomía