DGT | Esta es la autovía de España que más veces se corta al año por niebla

La niebla reduce considerablemente la visibilidad y dificulta la circulación


La niebla es uno de los fenómenos meteorológicos más temidos por los conductores ya que reduce considerablemente la visibilidad y dificulta la circulación. Frente a un banco de niebla no importa el vehículo que conduzcas, que sea más grande o más pequeño, más lujoso o más sencillo, puesto que este fenómeno afecta a todos los usuarios por igual. Por ello, si te encuentras con un banco de niebla es importante que tomes una serie de medidas para llegar a tu destino con la máxima seguridad.

En España, hay zonas que tienen más niebla que otras. Concretamente, hay una autovía que se corta más de 50 veces al año por la presencia de este fenómeno meteorológico. Es más, en los últimos tres años dicha autovía estuvo cerrada al tráfico más de 2.000 horas por culpa de la densa niebla. Hablamos de la autovía A-8, situada en Lugo a la altura de O Fiouco.

Cabe destacar que las carreteras, autovías y autopistas se cierran al tráfico por culpa de la niebla cuando la visibilidad de los conductores se reduce a 40 metros o menos. Como la A-8 se ve tan afectada por este problema, el Ministerio de Transportes ha desarrollado un plan de actuación para reducir los efectos de la niebla en el tramo afectado. El plan consiste en instalar en todo el tramo dos sistemas de señalización por láser (uno de balizamiento lateral y otro se señalización horizontal) que son visibles a pesar de la niebla y sirven para guiar a los usuarios de la vía y permitir que circulen sin peligro. Asimismo, se van a emplear distintos métodos para disipar la niebla, como los aspersores de materiales higroscópicos que reducen este fenómeno y barreras estáticas y dinámicas.

3 reglas de oro para conducir con niebla

La DGT recomienda en su perfil oficial de Twitter seguir estas tres reglas para circular con la máxima seguridad cuando se presenta la niebla en la carretera:

  1. Reduce la velocidad y circula con la máxima precaución.
  2. Aumenta la distancia de seguridad respecto al coche que te precede para evitar un frenazo en cadena con los riesgos que ello implica.
  3. Haz un buen uso de las luces. Enciende las luces de cruce y las de niebla.

Qué no debes hacer nunca con niebla

  • No enciendas nunca las luces largas del coche. Ten en cuenta que la niebla siempre va acompañada de una fina película de vapor de agua, de modo que si activas las luces largas tu visibilidad empeorará al rebotar la luz en las gotas de agua.
  • No frenes fuerte o reduzcas demasiado la velocidad, ya que otros conductores que circulen más deprisa podrían provocar un alcance en cadena con unas consecuencias que podrían ser desastrosas.
  • Jamás te detengas en el arcén, es extremadamente peligroso en condiciones de poca visibilidad.
También »  Honda, a la vanguardia en MotoGP: La revolución "Big Bang"