Diferencias entre coche km 0, de segunda mano y de ocasión

Los diferentes modelos de automóviles varían en función de su kilometraje, propietarios anteriores y mantenimiento

A la hora de adquirir un coche debemos plantearnos qué tipo de vehículo queremos, qué uso le vamos a dar, qué procedencia debemos escoger… ¿Es mejor un coche nuevo o de ocasión? ¿Qué tipo de garantías tiene un coche de segunda mano o de km 0?

Ante tal variedad, repasamos las diferentes opciones que podemos encontrar en el mercado a la hora de comprar un automóvil.

Coche nuevo

Se trata de la opción que genera menos duda. El comprador elige según sus necesidades y pretensiones: el modelo, el equipamiento, los acabados… El automóvil se matricula por primera vez, es decir, el comprador es su primer propietario. Eso sí, un coche nuevo implica tener que esperar un tiempo determinado hasta que sea entregado de fábrica.

En los concesionarios existe la posibilidad de elegir coches que están expuestos. Son automóviles nuevos, pero la única diferencia es que el cliente no elige sus características o detalles. La ventaja es que tienen un precio algo más asequible y que se puede disponer de él de forma inmediata.

Coche de kilómetro 0

Los coches de kilómetro 0 son vehículos a estrenar pero que ya han sido matriculados por el concesionario o, incluso, el fabricante. Son vehículos nuevos, salvo por las veces que han alojado a los interesados. En el momento de la adquisición se transfiere al comprador, por lo que éste será su segundo propietario.

A veces se ha circulado algunos kilómetros con el coche, pero por regla general tienen menos de 100 km, por lo que los precios para este tipo de vehículos son muy sugerentes. El comprador no puede personalizar el vehículo, acepta el que es, y la garantía empieza a contar desde el momento de la matriculación, por lo que será de menos de dos años.

Coche seminuevo

Son aquellos que no sobrepasan los dos años y los 30.000 kilómetros y que los concesionarios tienen como unidades de prueba o ceden a su personal para que se vean en la calle. Tienen garantía de 1 o 2 años, su uso ha sido muy escaso y les queda mucha vida útil por delante. La principal ventaja es el precio, que es bastante inferior al modelo nuevo vigente.

Coche de ocasión o de segunda mano

Los coches de segunda mano o de ocasión han tenido al menos un propietario y han sufrido un desgaste normal. Por regla general, tienen más de 2 años y el número de kilómetros varía en función de cada caso. El precio será la mejor baza de los coches de segunda mano pero hay que valorarlo todos los aspectos: fiabilidad, reparaciones, antigüedad…

Al adquirir un coche de segunda mano, debemos recordar que el vehículo ha tenido una vida anterior y no buscamos un coche en un perfecto estado.

También »  AUTOhebdo SPORT, la revista líder de competición, vuelve a los kioskos y a la web