Drones de la DGT: cómo funcionan y las multas que te pueden poner

Estos aparatos sobrevuelan ya las carreteras españolas como nuevo elemento de vigilancia

Los drones de la Dirección General de Tráfico (DGT) ya vigilan que no cometamos infracciones al volante. Desde hoy, y tras un periodo de pruebas que se inició en la Operación Salida de Semana Santa, estos aparatos nos controlan desde el aire. ¿Sabes cómo funcionan y que tipo de multas pueden poner? Te lo contamos a continuación.

Desde la DGT señalan que los drones están destinados, prioritariamente, “a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor; en las carreteras donde hay un mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular de ciclistas, motociclistas y peatones y a la supervisión de distracciones durante la conducción”.

Los hay de dos tipos: los Matrice 200, de color negro y con un peso de 6,2 kilos; y los Phantom 4, blancos y de 1,8 kilos. Operan de manera silenciosa a una altura máxima de 120 metros, por lo que son casi imperceptibles en el cielo, tienen una autonomía de 20 minutos y su radio de acción es de 500 metros.

Llevan una potente cámara de alta definición con un alcance de visión de hasta 7 kilómetros, por lo que pueden detectar el interior del vehículo sin ningún problema. De esta forma, darán cuenta de los conductores que cometan infracciones graves, como no llevar el cinturón o usar el móvil, que conllevan multas de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné.

El operador del dron recibe las imágenes de forma inmediata en una pantalla acoplada a los mandos de control y, en caso de  infracción, las transmite al instante al centro de gestión correspondiente para tramitar la denuncia.

Drones de la DGT: conoce cómo funcionan y las multas que te pueden poner
Infografía de la DGT que explica el funcionamiento de los drones | Foto: Revista DGT

 

También »  BMW presenta el nuevo Safety Car de MotoGP