‘Efecto Pasillo’: ¿sabes qué es y para qué sirve?

No respetarlo supone poner en riesgo la vida de personas accidentadas y exponernos a una severa multa

Constan Doval » 11 de octubre, 2019

El ‘Efecto Pasillo’ es clave para salvar la vida de las personas que han tenido un accidente de tráfico. Se trata de dejar espacio en la carretera a los servicios de emergencia para que puedan llegar con rapidez al lugar del siniestro.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) recuerdan que el artículo 69 del Reglamento General de Circulación obliga a los conductores a facilitar el paso a las ambulancias “apartándose normalmente a la derecha o deteniéndose si fuera necesario”. Lo contrario implica multas de has 200 euros.

“Si en tu camino te encuentras un vehículo prioritario que te pide paso con sus luces azules, acuérdate del ‘Efecto Pasillo’. Entre todos podemos contribuir a salvar vidas”, indica un tuit de la DGT.

Así hay que actuar en función de la vía

Pero la forma de abrir paso a los vehículos de emergencia varía en función de la vía y el tráfico, no es lo mismo hacerlo en una carretera convencional con un solo carril para cada sentido que en una autovía o autopista.    

Cuando se produce un accidente es lógico que se produzcan retenciones, lo que complica el paso de las ambulancias. Para que los sanitarios puedan actuar con premura lo que recomienda tráfico, en caso de vías de doble sentido, es que los coches que circulan en sentidos opuestos se echen lo máximo posible a la derecha para dejar espacio en el centro.

Si se trata de una vía de dos carriles en cada sentido, los vehículos del carril derecho deben desplazarse al lado derecho y los que circulan por el carril izquierdo deben pegarse al arcén izquierdo.

Por último, en autopistas de tres carriles, los coches que van por el de la izquierda deben pegarse a la mediana, y los del central y la derecha tendrán que moverse hacia la derecha. Siguiendo estas recomendaciones estaremos contribuyendo a salvar vida.

Foto: DGT
También »  McLaren 720S Spa 68: un homenaje al primer triunfo de Bruce McLaren en 1968