Encender un cigarrillo al volante es más peligroso de lo que piensas

Tardamos 4,1 segundos en encender un cigarro, tiempo en el que se recorre un total de 113 metros con un elevado riesgo de sufrir un accidente de tráfico

Los malos hábitos y manías de los conductores en la carretera suponen un gran peligro para la seguridad vial, puesto que sin darnos cuenta, cometemos muchos errores al volante que ponen en riesgo nuestra seguridad y la de nuestros acompañantes.

Por este motivo, el operador de soluciones flexibles de movilidad laboral, Northgate Renting Flexible, ha elaborado un estudio entre sus clientes para averiguar cuáles son las principales situaciones de riesgo al volante. El informe revela que entre las principales causas de distracción a la hora de conducir, están consideradas como las más peligrosas el uso del móvil, la utilización de aparatos de geolocalización y la acción de encender un cigarrillo.

Encender un cigarrillo es una de las mayores situaciones de riesgo al volante
Encender un cigarrillo es una de las mayores situaciones de riesgo al volante

Llama mucho la atención que el 81% de los encuestados opina que el acto de encender un cigarrillo mientras se conduce es muy peligroso, independientemente de si es el propio conductor o un pasajero quien lo enciende o fuma.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ya advirtió de la peligrosidad de encender un cigarro en el coche, revelando un dato muy impactante, y es que al encender un cigarrillo, el conductor circula aproximadamente 4,1 segundos sin estar concentrado y sin dirigir su atención por completo a la carretera, lo que supone que a una velocidad de 100 kilómetros por hora, el vehículo recorre un total de 113 metros con un elevado riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

Al encender un cigarro, el conductor circula durante 4,1 segundos desconcentrado
Al encender un cigarro, el conductor circula durante 4,1 segundos desconcentrado

En definitiva, no somos del todo conscientes de lo peligroso que resulta al volante el simple acto de encender un cigarrillo, ya que nos lleva tan sólo unos segundos. No obstante, un pequeño descuido de un segundo a la hora de conducir ya supone todo un riesgo, por lo que es importante centrar la atención en la carretera durante todo el trayecto. En caso de sentir la necesidad de fumar, es recomendable detener el vehículo, de forma que se garantice la máxima seguridad de todos los pasajeros del coche y del resto de usuarios de la carretera.

En caso de sentir la necesidad de fumar, es recomendable detener el vehículo
En caso de sentir la necesidad de fumar, es recomendable detener el vehículo
También »  Estado de Alarma: trámites relacionados con el vehículo que puedes hacer desde casa