Estos son los medicamentos que más afectan a la conducción

Cerca del 25% de los medicamentos que existen en el mercado afectan en cierta forma a nuestra capacidad de conducir

Claudia Rubio » 14 de agosto, 2020

Aunque te sientes al volante casi todos los días, conducir no es una tarea fácil, puesto que requiere de toda tu atención y del 100% de tus capacidades para poder reaccionar ante cualquier imprevisto. Seguro que has visto en más de una ocasión como la Dirección General de Tráfico (DGT) hace hincapié en el consumo de alcohol y drogas al volante, por los efectos adversos que provocan en la conducción, pero debes saber que hay ciertos medicamentos que también afectan peligrosamente a la conducción.

Tal como revela el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España, aproximadamente un 25% de los medicamentos que existen en el mercado, que corresponden con unos 5.700, afectan en cierta forma a nuestra capacidad de conducir. De todos ellos, algunos no necesitan receta médica, por lo que pueden ser altamente peligrosos para las personas que suelen automedicarse.

Estos medicamentos pueden provocar ciertos efectos en los conductores/as, que son muy peligrosos si se dan en la carretera: somnolencia, mareos, desvanecimiento, visión doble, visión borrosa, dificultad de concentración, sensación de vértigo, disminución de reflejos, falta de coordinación o sensación de inestabilidad. A continuación te contamos cuáles son los medicamentos que más afectan a la conducción:

AnsiolíticosLos ansiolíticos suelen provocar somnolencia, disminución de la atención y disminución de la capacidad de reacción.
AntidepresivosLos antidepresivos suelen provocar nerviosismo, ansiedad, somnolencia, alteración de la coordinación y visión borrosa.
HipnóticosLos medicamentos hipnóticos producen somnolencia, disminución de la atención y disminución de la capacidad de reacción.
Antigripales y anticatarralesEstos medicamentos suelen provocar somnolencia.
AnalgésicosA pesar de que los analgésicos ayudar a quitar el dolor, pueden producir somnolencia, mareos y disminución de la capacidad de concentración y reacción.
AntimigrañososLos medicamentos antimigrañosos provocan somnolencia, mareos y debilidad.
AntialérgicosEstos medicamentos suelen provocar somnolencia y visión borrosa.
AntipsicóticosLos antipsicóticos pueden provocar somnolencia, mareos, cansancio y agitación.
AntiepilépticosEstos medicamentos suelen provocar somnolencia, mareos, fatiga, visión borrosa y sensación de debilidad.
AntiparkinsonianosLos medicamentos antiparkinsonianos pueden causar somnolencia, episodios repentinos de sueño, espasmos, confusión y visión borrosa.
Medicamentos contra la diabetesPueden provocar hipoglucemia
AntihistamínicosEstos medicamentos pueden producir somnolencia y pueden reducir la capacidad de reacción del conductor/a.

Si quieres consultar cómo afecta un medicamento concreto a la conducción, puedes acceder a este enlace, donde a partir de la página 24 encontrarás todos los fármacos según su nombre comercial.

¿Cómo saber si puedes conducir?

Lo más aconsejable es no emplear ninguno de los medicamentos citados anteriormente si vas a conducir. No obstante, debes tener en cuenta que desde 2007 las cajas de medicamentos incluyen un pictograma que informa sobre si el fármaco es apto para la conducción. Se trata de un triángulo equilátero rojo con el vértice hacia arriba y el fondo blanco, que tiene en su interior un coche de color negro y una leyenda que indica: “Conducción: ver prospecto”. El objetivo de este pictograma es alertar al usuario para que lea la información del prospecto sobre cómo afecta el medicamento a la conducción. Cabe destacar que el pictograma en ningún momento prohíbe la conducción, únicamente advierte de su utilización.

Una caja de medicamentos con el pictograma | Foto: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios
Una caja de medicamentos con el pictograma | Foto: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios

Consejos para conducir si tomas medicamentos

Si no te queda más remedio que conducir después de haber tomado un medicamento, toma nota de las recomendaciones que da el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España:

  • Debes seguir siempre las instrucciones del médico o el farmacéutico a la hora de utilizar el fármaco, por lo que no debes automedicarte.
  • Cuando más te afecta un medicamento es al principio del tratamiento o en el cambio de una dosis. Por ello, es recomendable que durante los primeros días no conduzcas, ya que no sabes cómo reaccionará tu cuerpo y si serás capaz de llevar un vehículo en condiciones.
  • Debes informar al profesional sanitario que tu intención es conducir mientras tomas ese medicamento, para que puedan buscar, siempre que sea posible, una alternativa que te afecte menos a la hora de conducir.
  • Nunca mezcles el alcohol y los medicamentos, ya que se pueden incrementar los efectos secundarios.
  • Debes prestar especial atención si tomas varios medicamentos a la vez.
  • Generalmente, los medicamentos ayudan a resolver problemas psicofísicos, pero esto puede afectar a tu seguridad en la carretera así que, si consideras que no estás bien para conducir, lo mejor es que dejes el coche en casa y optes por otro tipo de transporte.
También »  Ford Mustang, el deportivo coupé más vendido del mundo