DGT | Estos son los peligros del “efecto mirón” en la carretera

Distraerte mirando un accidente puede provocar otro todavía más grave en el que te veas implicado


La Dirección General de Tráficio (DGT) insiste siempre en que uno de los peores enemigos al volante son las distracciones, ya sea por el uso del móvil, por manipular objetos dentro del coche, o por el temido “efecto mirón”. Aunque este último no se tiene muy en cuenta porque es menos habitual que los primeros, puede ser incluso más peligroso. Pero, ¿qué es exactamente el “efecto mirón” del que nos advierte la DGT.

Pues es ni más ni menos que quedarse mirando un accidente o cualquier otro tipo de incidente que se produzca en la carretera, desatendiendo la conducción. Esa curiosidad que temeos todas las personas por saber qué es lo que ha pasado, nos lleva a distraernos por completo mirando la escena del accidente. Una dispersión que aumenta significativamente si el percance es aparatoso, ya que cuantos más coches de policía y ambulancia hay detenidos, y más destrozado han quedados los coches siniestrados, más tiempo nos quedamos mirando el desastre.

Como consecuencia, podemos provocar un segundo accidente que normalmente se produce por alcance. Debido a que el “efecto mirón” es algo casi inevitable, lo normal es varios coches avancen peligrosamente sin mirar al frente, pudiendo colisionar con los vehículos que les preceden. Por ello en multitud de ocasiones no sólo se produce una colisión, sino que se da un choque en cadena.

La gravedad de este segundo siniestro depende de la velocidad a la que se pase por la escena del percance. Es decir, que si el accidente ya lleva un tiempo y a los agentes les ha dado tiempo de montar un dispositivo para controlar el paso de los coches, puede que si alguno se distrae, todavía tenga tiempo a frenar si de repente se encuentra con un coche detenido cuando vuelve la vista al frente. Pero si el accidente es reciente y todavía no se ha señalizado, el resto de automóviles siguen pasando a altas velocidades a su paso, con lo que un choque por el “efecto mirón” puede ser catastrófico, como hemos podido ver en el vídeo que la DGT ha colgado en sus redes sociales.

¿Sabías que contestar un WhatsApp es como conducir 20 segundos a ciegas?

Por ello, la Dirección General de Tráfico insiste en que hay que tener “mucho cuidado con el efecto mirón ya que puede provocar atascos y accidentes“, y advierte: “no ralentices tu marcha para mirar lo que está pasando, sigue las instrucciones de los agentes y guarda distancia lateral de seguridad”.

Por tanto, y aunque vaya contra ese instinto ‘cotilla’ que tenemos los humanos, si vemos un accidente en carretera, lo más aconsejable es obviarlo en la medida de lo posible para evitar distracciones, y si existe un control policial, seguir fielmente las indicaciones de los agentes.

También »  Lamborghini presenta su nuevo yate a motor con 2.000 cv de potencia