Las diez debilidades del Pegasus que te pueden librar de una multa

El helicóptero Pegasus de la DGT no es infalible, necesita una distancia mínima, no está en toda España y existen aplicaciones que pueden detectarlo

El helicóptero Pegasus es una de las principales “armas” de la Dirección General de Tráfico (DGT) contra los infractores, ya que desde el aire goza de una vista privilegiada y es casi indetectable para la mayoría de automovilistas. ¿Hablamos por tanto de un método de vigilancia infalible? Lo cierto es que no. Veamos a continuación las 10 “debilidades” del Pegasus que te pueden librar de una multa.

1. Sólo hay diez “Pegasus”

Aunque la DGT tiene 13 helicópteros a su disposición, sólo 10 de ellos cuentan con las cámaras MX15 del fabricante canadiense L3 Wescam compatibles con el sistema de vigilancia Pegasus. En realidad Pegasus es el nombre de estas cámaras aunque se llama comúnmente así a los helicópteros de la DGT.

2. No opera en todo el territorio nacional

Como vemos en el gráfico de la parte inferior, el Pegasus no vigila todo el territorio nacional. Además de haber zonas en las que no opera, donde lo hace un sólo helicóptero tiene que cubrir una gran cantidad de terreno.

En las Islas Canarias y Baleares no tiene presencia, mientras que en el País Vasco y Cataluña no actúa porque no tiene competencias. Además existen zonas a las que no llega por la distancia con su base de operaciones. El aeropuerto de Cuatro Vientos en Madrid es el único con dos unidades, que vigilan la Comunidad de Madrid y Castilla la Mancha; En el Aeropuerto de Sevilla opera el Pegasus que controla la zona oeste de Andalucía y Extremadura; Málaga es la base para un Pegasus en la zona este de Andalucía; desde el Aeropuerto de Manises en Valencia sale un helicóptero que vigila toda la Comunidad Valenciana; en el Aeropuerto de Valladolid está el Pegasus para la zona de Castilla y León; finalmente desde el aeropuerto de La Coruña sale el helicóptero que vigila Galicia y Asturias.

Mapa de operación de los helicópteros Pegasus de la DGT
Mapa de operación de los helicópteros Pegasus de la DGT | Foto: DGT

3. Vuelo limitado

Los Pegasus pueden volar a velocidades superiores a los 250 km/h pero en cambio su autonomía es limitada ya que pueden llegar a consumir más de 450 litros de queroseno cada hora de vuelo. Esto hace que con un depósito de 670 litros aproximadamente, sólo puedan estar unas dos horas en el aire con una autonomía que ronda los 700 kilómetros. Si tenemos en cuenta las pocas unidades que hay y los largos desplazamientos desde su base de operaciones hasta su radio de acción obtenemos unas horas de operación bastante limitadas, por no hablar del gran coste que supone la utilización de estos helicópteros por su alto consumo.

4. No pueden multar de noche

Cuando cae la noche es el único momento en el que puedes estar seguro de que no te va a cazar el Pegasus. Al no estar equipados con sistemas de visión infrarroja no pueden controlar el tráfico en la oscuridad.

Los helicópteros Pegasus no pueden controlar el tráfico en la oscuridad
Los helicópteros Pegasus no pueden controlar el tráfico en la oscuridad | Foto: pxhere

5. Seguro cerca de aeropuertos

Las zonas más seguras para que no te multe el Pegasus son aquellas que están cerca de los aeropuertos. El tráfico aéreo en estas zonas y las dificultades con las torres de control hacen que los Pegasus eviten acercarse a los aeropuertos.

6. No captan por debajo de 80 km/h

Si vas por debajo de los 80 km/h es imposible que te multe el Pegasus, ya que sus cámaras no captan velocidades inferiores a esta velocidad. Eso sí, por arriba no te libras ya que su radio de control alcanza hasta los 360 km/h y pueden leer hasta 400 matrículas por minuto.

El helicóptero Pegasus de la DGT | Foto: EFE
El helicóptero Pegasus de la DGT | Foto: EFE

7. Sensibles a los cambios de ritmo

El radar Pegasus necesita unos segundos para calcular la distancia entre la cámara y el coche, por lo que se dice que si el automovilista hace cambios bruscos y repentinos de velocidad, el sistema no dispone de la regularidad necesaria para poder captar la infracción.

8. Necesita estar a menos de un kilómetro

El Pegasus es efectivo incluso a una altura de 300 metros, lo que lo hace casi imperceptible ante los automovilistas y le otorga un gran campo de visión, pero como máximo tiene que estar a menos de un kilómetro de distancia del coche que va a multar para que la grabación sea fiable.

9. Existen aplicaciones que detectan al Pegasus

En la actualidad existen aplicaciones capaces de detectar al Pegasus. Este es el caso de las APP de control del espacio aéreo como Flightradar24. Además, los usuarios pueden anunciar su presencia a través de aplicaciones sociales relacionadas con la conducción como Social Drive.

Existen algunas aplicaciones móviles capaces de detectar al Pegasus
Existen algunas aplicaciones móviles capaces de detectar al Pegasus | Foto: pxhere

10. No cometas infracciones

La última y más importante regla para que no te multe el Pegasus es que no cometas ninguna infracción. Si respetas las normas de tráfico no tendrás que estar pendiente de ninguno de los puntos anteriores para librarte de una multa. Además, contribuirás a mejorar la seguridad en carretera y optimizarás la circulación. Así que nuestro mejor consejo es que respetes todas las normas de seguridad vial.

También »  El Volkswagen ID.4 se incorpora al mercado de los SUV eléctricos