Los sistemas de asistencia ADAS reducirán los siniestros un 25% en 2035

Los sistemas que más reducen la siniestralidad son: el sistema de frenado autónomo de emergencia y los asistentes de aparcamiento

Los vehículos modernos disponen cada vez de más sistemas de asistencia a la conducción ADAS, que aumentan considerablemente la seguridad activa y nos dirigen hacia una conducción completamente autónoma.

Según un estudio de la Asociación de Compañías Aseguradoras de Alemania GDV, el aumento previsto de la presencia de estos sistemas en el sector automovilístico va a producir una reducción considerable de las reclamaciones a los seguros por siniestros de automóvil. Este estudio revela que la reducción puede llegar al 25% en el año 2035, tomando como referencia las cifras de 2015. También destaca que los accidentes irán disminuyendo progresivamente, alcanzando unas reducción del 5% en el año 2021, del 10% antes del 2025 y del 15% en el año 2028. Uno de los datos más relevantes es que las reclamaciones a los seguros por siniestros se reducirán en un 20% en 2021.

Las causas de esta reducción de la siniestralidad tienen que ver principalmente con dos sistemas ADAS: el sistema de frenado autónomo de emergencia (40%) y los asistentes de aparcamiento (40%). El tercer sistema que más reducción de siniestros aportará es el asistente de cambio y mantenimiento de carril (19%), seguido por el control de crucero activo y el reconocimiento de peatones (10%).

Los sistemas ADAS

Estos innovadores sistemas van desde el frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, la detección de ángulo muerto o el sistema de detección de fatiga, a la alerta de cambio involuntario y de carril, el mantenimiento activo en el carril, la alerta de tráfico trasero cruzado o el reconocimiento de señales de tráfico.

Todos los sistemas ADAS necesitan recoger toda la información de lo que sucede alrededor del coche a través de distintos sensores, para a continuación, actuar en consecuencia y ayudar al conductor a tomar las decisiones adecuadas con la máxima seguridad posible.

La gran mayoría de las cámaras de los distintos sistemas ADAS están montadas en el parabrisas, por lo que cuando se sustituye un parabrisas, es importante desmontar las cámaras del cristal roto y montarlas en el nuevo. Una vez montados e instalados, es fundamental recalibrar estos sistemas para asegurar su correcto funcionamiento.

También »  Vídeo: Analizamos en profundidad el nuevo Hyundai Tucson