¿Por qué hay coches con el depósito a la derecha y otros a la izquierda?

Las marcas toman esta decisión en función a diversos criterios de fabricación y seguridad


Los depósitos de combustible de los coches suelen estar ubicados en los laterales de los vehículos. Esto responde a razones de seguridad, pero no siempre ha sido así. Antiguamente los depósitos solían estar en la parte trasera de los coches, por lo que en casos de impacto el riesgo de incendio era mayor.

Hoy en día, al estar ubicados en los laterales este riesgo se reduce de manera exponencial. Mientras hay marcas que optan por ubicar el depósito en el lado derecho de los vehículos, otras lo hacen en la zona de la izquierda. Esta decisión responde por tanto a criterios de seguridad y también de eficiencia de las marcas al distribuir la fabricación de los coches.

Protección del conductor

En cuanto a la seguridad, hay marcas que consideran que al ubicar el depósito en el lado derecho el conductor quedará protegido por el propio coche en caso de colisión.

Con respecto a la eficiencia, otra consideración es la del recorrido del combustible desde la boca hasta llegar al depósito.

Hay algunos fabricantes que deciden poner la tapa del depósito en el lado del conductor por comodidad, para que al repostar no tenga que dar toda la vuelta al coche.

Vemos por tanto que la decisión de dónde colocar el depósito de gasolina de los coches no está nada estandarizada y responde a criterios de cada fabricante.

También »  Nissan Qashqai, líder de los crossovers por decimocuarto año consecutivo