DGT | Tres reglas clave para circular bien por una rotonda

La DGT recuerda las tres reglas que se deben seguir para hacer correctamente las rotondas

Las rotondas o glorietas son uno de los puntos más conflictivos dentro de las vías de circulación españolas, puesto que muchos conductores parecen no haber asumido del todo sus normas de funcionamiento. De hecho, entre 2015 y 2019, se registraron unos 45.000 accidentes con víctimas en intersecciones giratorias, según un informe de Automovilistas Europeos Asociados. Dicho estudio también revela que casi el 10% de los accidentes con víctimas se produjeron en glorietas.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), los principales problemas que encuentran los conductores cuando se enfrentan a una rotonda son la elección del carril de entrada a la rotonda, la preferencia de paso y la salida. Por ello, la DGT ha vuelto a recordar a través de su perfil oficial de Twitter cuáles son las tres reglas que debes tener claras para circular correctamente por una glorieta:

  1. Los que circulan por ella tienen preferencia.
  2. Para salir, siempre por el carril exterior.
  3. Señaliza cualquier cambio de carril.

Existen tres momentos clave a la hora de abordar una glorieta: la entrada, la circulación interior y la salida. Y en todos esos momentos es necesario tener claro cómo actuar.

1. Los que circulan por la glorieta tienen preferencia

El acceso a la rotonda es uno de los momentos más críticos, ya que es cuando se producen más de la mitad de los accidentes (54%), según un estudio de la aseguradora AXA. Por ello, cuando te aproximes a una glorieta, debes observar hacia la izquierda, ser paciente y no precipitarte. Es importante que disminuyas la velocidad y que jamás entres en la rotonda sin estar 100% seguro de que puedes hacerlo sin peligro. Y, en todo momento, debes tener en mente la regla número 1 de las glorietas: todos los vehículos que se encuentran dentro de la rotonda tienen preferencia sobre aquellos que se van a incorporar a ella. Asimismo, recuerda que para entrar es obligatorio acceder desde el carril derecho, siempre que esté libre y sea posible.

“En el acceso a una glorieta hay que anticiparse, observar y respetar la señalización. Y sobre todo, entrar a una velocidad adecuada”, explican desde el Área de Formación de Conductores de la DGT.

Sin embargo, en las rotondas también existen ciertas excepciones como, por ejemplo, los vehículos de gran tamaño (camiones o autobuses) que al no poder trazar correctamente los carriles de las rotondas debido a su longitud, se ven obligados a atravesar varios carriles simultáneamente. Por norma, el conductor del vehículo de gran tamaño debe respetar la prioridad de los usuarios que circulan por el carril que necesita ocupar e indicar con el intermitente izquierdo ese desplazamiento, y acto seguido con el intermitente derecho marcar el cambio de dirección a la derecha, como se ve en la imagen de abajo. No obstante, si te encuentras ante un caso similar, debes facilitarle la maniobra en la medida de lo posible para garantizar la máxima seguridad de todos los usuarios.

Cómo deben circular los camiones y autobuses en una glorieta | Foto: DGT
Cómo deben circular los camiones y autobuses en una glorieta | Foto: DGT

Por otro lado, en caso de encontrarte con un grupo de ciclistas, es importante que sepas que debes tratar al grupo completo como si de un solo vehículo se tratase. De esta forma, cuando el primer ciclista acceda a la rotonda, debes esperar hasta que el último ciclista del grupo haya pasado para poder incorporarte a la rotonda.

La prioridad de los ciclistas en las glorietas | Foto: DGT
La prioridad de los ciclistas en las glorietas | Foto: DGT

Por último, en el caso de las turboglorietas, es fundamental que observes las marcas viales y los paneles antes de acceder a la turborotonda para situarte en el carril adecuado. De no hacerlo, no podrás tomar la salida que deseas. Si quieres saber más sobre las turboglorietas puedes acceder a la noticia que hicimos en su día: Turbo rotondas: ¿sabes qué son y cómo funcionan?

Cómo circular por una turboglorieta | Foto: DGT
Cómo circular por una turboglorieta | Foto: DGT

2. Salir siempre por el carril exterior

En primer lugar, debes tener en cuenta que los carriles de una rotonda se rigen por las mismas normas de circulación que un tramo recto de carretera o autopista. No obstante, dentro de las glorietas que tienen varias posibilidades de carril, debes incorporarte siempre en el más adecuado según la salida que vayas a tomar.

Si piensas tomar una de las primeras salidas, lo idóneo es que te sitúes en el carril de la derecha. No obstante, si tu salida no es de las primeras, debes posicionarte en los carriles interiores para circular por la rotonda sin molestar al resto de vehículos. Cuando te aproximes a la salida que te interesa, debes incorporarte previamente al carril exterior para salir de la glorieta fácilmente y sin poner en peligro la seguridad de nadie.

Ten en cuenta que ante la imposibilidad de cambiarte al carril exterior para tomar la salida, debes hacer de forma obligatoria una segunda vuelta a la rotonda para intentar de nuevo acceder al carril exterior y poder tomar la salida que te interesa.

3. Señaliza siempre el cambio de carril

Como recuerda la DGT en su regla número 3, no te olvides nunca de señalizar adecuadamente la salida con los intermitentes. Son muchos los conductores que no los utilizan y provocan numerosos accidentes de tráfico.

Para no dejar ninguna duda sobre la forma correcta de circular en las rotondas, puedes ver el vídeo que la Guardia civil publicó hace un par de años en su perfil de Twitter explicando de una manera más visual cómo se debe circular en las glorietas.

También »  ¿Quién deberá pagar el nuevo impuesto del CO2 en Cataluña?