¿Sabes cuál es el asiento más seguro en un coche?

No todos los asientos del coche ofrecen la misma protección, por lo que en función de dónde vayamos sentados, estaremos más seguros o más expuestos al peligro


Claudia Rubio » 21 de agosto, 2020

Actualmente, gracias a los sistemas de seguridad que incorporan los nuevos vehículos se ha reducido considerablemente la probabilidad de fallecer tras sufrir un accidente de tráfico. No obstante, varias investigaciones han demostrado que no todos los asientos del coche ofrecen la misma protección, por lo que en función de dónde vayamos sentados, estaremos más seguros o más expuestos al peligro.

Según Mapfre, el asiento más seguro de todos es el trasero central, puesto que es el espacio que se encuentra más alejado de las puertas y mejor resguardado ante un impacto frontal o lateral. Sin embargo, la aseguradora sostiene que el asiento trasero central puede comportar riesgos en los coches de mucha antigüedad, puesto que equipan cinturones de seguridad con dos anclajes en lugar de tres y no disponen de reposacabezas. Después del trasero central, el siguiente asiento más seguro es el trasero derecho, es decir, el que se encuentra en el lado opuesto al conductor.

El asiento menos seguro de todos es el del copiloto

El asiento menos seguro de todos es el del copiloto, ya que en caso de sufrir una colisión frontal, está más expuesto al volantazo involuntario del conductor. El siguiente asiento menos seguro es el del conductor, seguido por el asiento trasero izquierdo.

Respecto al asiento del conductor, es muy importante sentarse correctamente. Factores como la distancia al volante, la altura del asiento, la correcta posición del reposacabezas y la colocación del cinturón son clave a la hora de minimizar las consecuencias tras sufrir una colisión.

Otras investigaciones sostienen que el asiento más seguro de todos es el que se encuentra justo detrás del conductor, es decir, el trasero izquierdo. Según esta teoría, este espacio es más seguro porque en caso de sufrir un accidente, el conductor siempre tratará de protegerse y, en caso de llegar a sufrir un impacto, lo más habitual es que el golpe se reciba en la zona frontal del vehículo.

Viajar con menores

Los niños y niñas siempre deben viajar en coche sujetos a un dispositivo de retención infantil homologado y adaptado a su talla. Coincidiendo con Mapfre, el asiento más seguro para colocar el sistema de retención infantil es el trasero central, puesto que el menor está más protegido en caso de sufrir un impacto lateral. Asimismo, este espacio ofrece una mejor visibilidad desde el asiento del conductor para poder vigilar al niño o niña.

Cabe destacar que esta es la mejor opción si se dispone de Isofix o de un cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje. En caso de no disponer de Isofix y contar únicamente con un cinturón de dos puntos de anclaje, lo mejor para garantizar la máxima seguridad del niño o niña será instalar la silla en el asiento trasero derecho.

El asiento más seguro para colocar el sistema de retención infantil es el trasero central

El asiento trasero izquierdo se sitúa en la tercera opción, ya que ofrece un mayor riesgo en caso de sufrir un impacto lateral y disminuye la visibilidad desde el asiento del conductor, puesto que la silla se sitúa justo detrás. Esta opción es válida solo si no se pueden utilizar los otros dos asientos traseros.

Por último, el asiento menos seguro para los más pequeños de la casa es el del copiloto. A pesar de que ofrece un mayor control del niño o niña por parte del conductor, se trata del asiento más peligroso. Cabe destacar que si el menor viaja en una sillita a contramarcha, es obligatorio desactivar el airbag del copiloto.

También »  Fiat Doblò Natural Power, la mejor alternativa