Cómo colocar los triángulos de emergencia de forma segura

En Neomotor te explicamos cómo colocar los triángulos de preseñalización de peligro de forma correcta y segura

Con la llegada de la Navidad el número de desplazamientos por carretera aumenta considerablemente, dando lugar a un mayor número de averías en los coches o de accidentes de tráfico. Por si alguna vez te quedas tirado en mitad de la carretera, es fundamental que sepas cómo actuar. La teoría está clara: debes detener tu vehículo en el arcén, ponerte el chaleco reflectante y salir del coche con precaución para colocar los triángulos de preseñalización del peligro. Sin embargo, la mayoría de la gente no realiza este proceso correctamente. Por ello, en Neomotor te explicamos como realizar este sencillo procedimiento de forma segura.

En primer lugar, debes inmovilizar el vehículo y encender las luces de emergencia. Acto seguido, antes de salir del coche debes ponerte obligatoriamente el chaleco reflectante para ser visto por el resto de usuarios de la vía. A continuación, puedes salir del vehículo para colocar los triángulos de emergencia, aunque siempre con la máxima precaución.

En calzadas de sentido único o con más de dos carriles por cada sentido es suficiente con colocar un triángulo de emergencia, es decir, no hace falta colocar el segundo triángulo de emergencia por delante del coche. No obstante, en calzadas de doble sentido o de dos o tres carriles, es fundamental colocar ambos triángulos, uno por delante y otro por detrás, con tal de advertir al resto de vehículos de la carretera de tu situación.

Debes colocar los triángulos de emergencia perpendicularmente a la dirección de la calzada para que sean vistos por el resto de conductores de la vía. Asimismo, siempre tienes que situarlos a 50 metros del coche (60 o 70 pasos), uno por delante y otro por detrás, puesto que deben ser visibles a una distancia de 100 metros.

En caso de encontrarte en un cambio de rasante o curva, es muy importante que los coloques antes del cambio de rasante o del giro de la curva para advertir del riesgo al resto de usuarios. Una vez el peligro haya finalizado, no olvides de recoger los triángulos de emergencia, siempre con la máxima precaución.

También »  Vídeo: Prueba a fondo del DS 7 Crossback E-Tense 4x2, la versión de 225 CV