El mercado automovilístico cae hasta abril un 39,3% respecto a 2019

Con 78.595 unidades matriculadas, las ventas de turismos y todoterrenos cayeron el mes pasado un 34,2% respecto al mismo mes de 2019

Las ventas de vehículos nuevos en España siguen sin recuperar el nivel visto antes de la pandemia. Respecto a abril de 2020, en el que los concesionarios estuvieron cerrados por el estado de alarma, las matriculaciones el mes pasado subieron, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), un 1.787% con 78.595 unidades. Sin embargo, respecto a abril de 2019, la cifra supone una caída del 34,2%. En el acumulado del año, con 264.566 unidades matriculadas, el mercado ha cedido un 39,3% respecto a 2019, cerrando el peor cuatrimestre desde que arrancó la pandemia.

Anfac justifica el pobre rendimiento del mercado español al estado actual de la pandemia, que genera incertidumbre sobre futuras restricciones y nuevas olas de contagios. Las crisis económica derivada del virus, el ritmo de vacunación y la subida del impuesto de matriculación como consecuencia de la entrada en vigor de la nueva normativa de homologación de emisiones WLTP también afectan al mercado. “Las ventas se están quedando casi a la mitad del ritmo que nos correspondería para alcanzar una cifra de mercado de 1,3 millones de vehículos, un volumen natural para un país como España“, dice Noemi Navas, directora de comunicación de Anfac. “Si no hay estímulos a la renovación del parque, por lo menos sería conveniente no penalizar la compra de vehículos nuevos y evitar la incertidumbre de los consumidores”, añade.

Por canales, el de particulares recuperó el liderato del mercado en abril, cerrando con 29.349 matriculaciones, por encima de las 28.954 del de empresas y de las 20.292 del de alquiladores. Respecto a 2020 todas subieron, pero respecto a 2019 las ventas a particulares cedieron un 35%, mientras que las de empresas y alquiladores hicieron lo propio en un 20,5% y en un 46,5%, respectivamente. Entre enero y abril, el canal de particulares matriculó 105.491 vehículos, un 44,6% menos respecto al mismo período de 2019.

Vehículos comerciales ligeros, industriales y autobuses

Comparando siempre los datos el mes de abril de 2019, el mes pasado se vendieron 15.875 vehículos comerciales ligeros, un 21,8% menos. Desde que arrancó 2021, se han matriculado 56.403 unidades, un 24,6% menos que en el primer cuatrimestre de 2020.

Similar fue el panorama en el segmento de los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses. Con 1.776 unidades entregadas en abril, la caída respecto al mismo mes de 2019 fue del 11,5%. Desde enero, las matriculaciones han alcanzado las 7.952 unidades, un 11,7% menos respecto al mismo período de 2019.

Lo alternativos se aprovechan de la caída del diésel

Los vehículos alternativos (eléctricos, híbridos enchufables, híbridos, de gas o de hidrógeno) siguen ganando cuota de mercado y, tras superar hace ya meses al diésel, ahora enfilan el largo camino que les separa de la gasolina. El mes pasado, el 20,5% de los coches vendidos fueron diésel, perdiendo un 1,2% de cuota desde marzo. Esta diferencia la ganaron los coches de propulsión alternativa que, motivados por planes de ayudas como el plan Moves III, subieron un 0,9% hasta copar el 30,4% del mercado. La gasolina subió apenas un 0,4% hasta el 49,1%. La media de emisiones de los coches nuevos matriculados en abril alcanzó los 127,4 gramos de CO2 por kilómetro.

Por marcas y modelos, Seat volvió a conseguir el liderato del mercado español gracias al impulso del Arona y del Ibiza, los coches más vendidos del mes pasado con 2.979 y 2.872 unidades, respectivamente. En abril, la firma de Martorell matriculó 9.183 unidades. Siguieron Volkswagen, con 7.426 unidades, y Peugeot, que con 6.201 unidades sigue siendo la compañía más demandada en España desde enero, con 24.692 unidades. El Peugeot 2008, el coche más vendido del año de momento (6.411), fue el tercer modelo más vendido en abril con 2.048 unidades.

También »  Consejos para conducir durante tormentas y lluvia intensa en verano