El mercado chino rebota tras el coronavirus y crece por primera vez en dos años

En abril se vendieron en China 2,07 millones de vehículos, un 4,4% más respecto a abril de 2019, cerrando el primer mes en positivo desde junio de 2018

Àlex Soler » 11 de mayo, 2020

Como anticipó NeoMotor a principios de abril, la venta de coches ha rebotado en China tras el coronavirus. Según un estudio de Ipsos, el coche privado se convirtió, por culpa de la pandemia, en el medio favorito para desplazarse en país asiático. Al cierre del primer mes completo de actividad tras reabrir los concesionarios en China, su mercado sube por primera vez en casi dos años.

Así lo reflejan los datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China (CAAM), que concluyen que el mes pasado se vendieron 2.07 millones de vehículos en el mercado más grande del mundo, un 4,4% más respecto a abril de 2019. Esta subida llega tras dos meses fatales por culpa del coronavirus, que dejó caídas del 79% en febrero y del 43% en marzo, y tras casi dos años de descensos, desde junio de 2018.

Tráfico denso en China
Tráfico denso en China

Según la CAAM, de los 2,07 millones de coches vendidos, 72.000 fueron de propulsión alternativa, es decir, eléctricos, híbridos o de hidrógeno. Estas cifran mejoran las estimaciones iniciales que la CAAM lanzó hace apenas unos días, cuando vaticinó un incremento del 0,9% con unas ventas de alrededor de dos millones de unidades. Pese al optimismo generado por la recuperación del mercao del país asiático, la asociación estima que las ventas anuales podrían caer un 15% incluso si se consigue retener la expansión del virus.

Se esperan meses positivos

La CAAM espera que las ventas de coches sigan subiendo durante los dos próximos meses gracias al incremento de la demanda y a las medidas que desde la administración y entidades como los bancos han puesto en marcha para facilitar la adquisición de un vehículo. Estas pasan por la extensión de dos años de las ayudas para la compra de eléctricos o la oferta de planes de financiación más flexibles con intereses más bajos.

Entre las marcas que anunciaron subidas en abril en China están Nissan, con un 1,1% más, y General Motors, que mejoró sus cifras en un 13,6% con su asociación estratégica con SAIC y en un 13,5% con SGMW, otra asociación con SAIC y Guangxi Automobile Group que produce furgonetas. Antes, Volkswagen ya manifestó su optimismo tras reabrir sus concesionarios y plantas en China por el volumen de personas interesadas en comprar un coche. La firma alemana afirmó que “el negocio del automóvil alcanzará el nivel del año pasado [en China] a principios de verano”. Great Wall Motors, el mayor productor de SUV del país asiático, que vende bajo las marcas Haval, Great Wall, WEY y ORA, creció por su parte un 35% hasta las 80.828 unidades.

En cuanto a las exportaciones de vehículos, desde la CAAM estiman en 200.000 el número de unidades que dejarán de salir del país en dirección a otros mercados. Según la asociación, las principales causas son la reducida demanda por culpa del virus y los cierres en las plantas de todo el mundo.

También »  Grupo PSA lanza su nueva gama de furgones eléctricos