El plan Renove acumula ya 110.000 operaciones

Pese a que el sistema telemático que gestionará las peticiones no está activo, ya se han producido 110.000 compras que pueden acogerse a las ayudas

Àlex Soler » 17 de septiembre, 2020

Apenas han pasado tres meses desde el anuncio por parte del Gobierno del plan Renove 2020, una de las medidas bajo el paraguas del plan de apoyo al sector de la automoción, y ya hay, según la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), más de 110.000 operaciones que podrían acogerse al plan, aunque el sistema telemático que debe gestionar el registro de peticiones todavía no está operativo. Una vez esté en marcha, los compradores podrán solicitar las ayudas con carácter retroactivo desde el 16 de junio.

Según las bases del plan, dotado con 250 millones de euros, las ayudas pueden ascender a cifras de entre los 400 y los 4.000 euros según las características del vehículo, a los que se pueden sumar 500 euros más en casos de movilidad reducida, rentas bajas o si el coche que se entrega para achatarramiento tiene más de 20 años, el doble de los 10 años obligatorios para acceder a las ayudas.

Impulso al mercado, que caerá un 32% este año

Desde Faconauto admiten que el plan Renove está contribuyendo al incremento de la demanda de vehículos, que se está produciendo antes de lo esperado, pero siguen estimando que el mercado español caerá este año un 32% a causa del coronavirus hasta las 853.000 unidades. Sin las ayudas, la federación calcula que el descenso podría haber alcanzado el 40%. Pese al desplome previsto, se prevé un rebote del 24% para el año que viene.

Concesionario de Audi | Foto: Agencias
Concesionario de Audi | Foto: Agencias

En ese sentido, Faconauto cifra en 210.000 los vehículos que se venderán hasta finales de 2020 amparados por el plan, hecho que permitirá el achatarramiento de esa misma cantidad de coches de más de deiz años, una buena noticia desde el punto de vista medioambiental y de la seguridad vial. Asimismo, se calcula que las ayudas han generado ya una demanda añadida de 28.000 vehículos, es decir, de personas que no pensaban comprar un nuevo coche pero lo han hecho gracias al estímulo del plan Renove, y que ascenderá hasta las 56.000 unidades a finales del ejercicio. “El Plan Renove está siendo todo un revulsivo para el automóvil, hemos trabajado intensamente con el Gobierno y es una palanca que debemos aprovechar”, señala Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

El nuevo plan Renove se mantendrá en vigor hasta el próximo 31 de diciembre o hasta que se agoten los fondos reservados para las ayudas. Su impacto económico sobre toda la cadena de valor del sector de la automoción será de 1.104 millones de euros y, según el Gobierno, habrá posibilitado el mantenimiento de 7.400 empleos.

Advertencia a las marcas

Pese a que los compradores todavía no han podido beneficiarse del plan, los concesionarios sí han empezado a cumplir su parte, la de descontar una cantidad igual a la de las ayudas del Gobierno, excepto en el caso del importe máximo, en el que descuentan 1.000 euros.

Los concesionarios cumplen con su parte | Foto: Agencias
Los concesionarios cumplen con su parte | Foto: Agencias

Pérez ha recordado que se acerca el 31 de diciembre, fecha en la que las marcas se someterán al examen europeo de emisiones. Cabe recordar que Europa exige que la media de emisiones de todos los coches nuevos este año no debe superar los 95 gramos de CO2 por kilómetro. Todo grupo automovilístico que no lo cumpla se enfrenta a sanciones de 95 euros por gramo y unidad matriculada. Precisamente, son los concesionarios los que están trabajando apra ayudar a las marcas, automatriculando vehículos de bajas emisiones para reducir la media. “Las marcas están trasladando la responsabilidad de cumplir la normativa a los concesionarios, que están automatriculando coches que no tienen suficiente demanda en la actualidad. Me refiero sobre todo a los vehículos eléctricos, que se están matriculando pero que en gran medida se acumulan en nuestras campas. Los fabricantes han tenido desde 2010 para cumplir con los objetivos europeos, y ahora no vamos a permitir que los concesionarios soporten esa presión“, indica el presidente de Faconauto.

Según sus datos, la media de emisiones de los coches matriculados en España este año será de 113 gramos de CO2 por kilómetro, cinco gramos menos que en 2019, pero 18 por encima de los exigidos por Europa.

También »  Primera prueba del Ford Puma 2020