El sector del automóvil insta a instalar 53.000 estaciones de recarga hasta el 2030 en Cataluña

El principal impulsor de la red de cargadores hasta ahora ha sido la sociedad municipal BSM, tras invertir 4,7 millones

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y la patronal de los concesionarios (Faconauto) consideran “imprescindible” que Cataluña cuente con 53.060 puntos de recarga de acceso público en 2030. Así se recoge en el mapa de despliegue de puntos de recarga de acceso público para vehículos electrificados en Cataluña, según el cual el territorio actualmente cuenta con 3.282 puntos, han informado las asociaciones este martes en un comunicado. El principal impulsor de la red de cargadores públicos ha sido BSM, la firma de servicios del Ayuntamiento de Barcelona. Para desarrollar el proyecto, que fue bautizado como ‘Endolla Barcelona’, la ciudad ha invertido del orden de 4,7 millones de euros, y se prevé que se inviertan otros cuatro millones en tres años. Tras esas inversiones, Barcelona dispondría de más de 1.200 puntos de recarga públicos en el 2024. La iniciativa pública es fundamental como consecuencia de las dificultades para la instalación de estaciones de recarga en subterráneos.

Con el mapa presentado por las patronales del automóvil se pretende “facilitar e impulsar el mercado de los vehículos eléctricos de batería e híbridos enchufables para alcanzar un parque de tres millones de turismos en España que, según las mismas, exige para 2030 el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec). El director general de Anfac, José López-Tafall, ha asegurado que “desarrollo más rápido de la infraestructura de recarga de acceso público es esencial para recuperar terreno con los líderes europeos” en el sector del vehículo eléctrico. La vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, Marta Blázquez, ha defendido que “eliminar las barreras de entrada de los ciudadanos al vehículo eléctrico ha de ser una prioridad” para los sectores involucrados y las administraciones públicas.

Según las estimaciones del plan, Cataluña debería alcanzar los 11.342 puntos en 2023 y los 17.789 en 2025, mientras que a nivel nacional el número de puntos debería ascender a 70.000 en 2023 y a 120.000 en 2025 para llegar a 340.000 en 2030. En el caso de Madrid sería necesario instalar 82.704 puntos de recarga hasta el 2030. Para el análisis de las patronales del automóvil, se han tenido en cuenta las intensidades medias diarias por tramo de vía y provincia, una distribución mínima de un punto por cada 100 kilómetros de vía, la cuota de vehículos eléctricos puros sobre el total del parque de vehículos en cada provincia y que el tiempo de espera para recargar no sea superior al de un vehículo que ya esté cargando. De este modo, se obtienen el número de puntos mínimos de alta potencia en cada uno de los corredores por provincias. Mucho por hacer todavía.

También »  El nuevo Cupra Formentor ya tiene precio en España