Toque de atención de Europa a las marcas de coches por las emisiones

Según los últimos datos de la EEA, relativos al año 2018, la media de emisiones de los coches nuevos se situó en 120,8 gramos de CO2 por kilómetro

Àlex Soler » 4 de junio, 2020

Según la normativa europea de emisiones en los coches nuevos, al cierre de 2020 todos los fabricantes automovilísticos deberán acreditar una media de emisiones de CO2 de 95 gramos por kilómetro en sus vehículos vendidos durante todo el año. De no conseguirlo, la Unión Europea aplicará sanciones de 95 euros por gramo de más y vehículo vendido en todo el año, lo que se traduciría en multas potencialmente millonarias. Muchas de las compañías son optimistas y confian en una oferta equilibrada entre vehículos de combustión e híbridos enchufables, híbridos y eléctricos.

Desde la UE alertan, sin embargo, que según sus últimos datos, los correspondientes al ejercicio 2018, las emisiones de los coches nuevos se incrementaron por segundo año consecutivo. Según el estudio de la Agencia Europea del Medioambiente (EEA), las emisiones de los coches nuevos vendidos hace dos años en el continente, incluyendo al Reino Unido, se situaron en 120,8 gramos de CO2 por kilómetro, es decir, 25,8 gramos por encima de los objetivos europeos. 

Europa insta a los fabricantes a esforzarse más para reducir las emisiones | Foto: Agencias
Europa insta a los fabricantes a esforzarse más para reducir las emisiones | Foto: Agencias

Desde la UE urgen a los fabricantes a trabajar más duro para reducir las emisiones de sus gamas para alcanzar los objetivos comunitarios y evitar unas sanciones que, después de la pandemia del coronavirus, pondrían en serios aprietos a algunas marcas. En cifras, la reducción de las emisiones debería ser del 27% en comparación con los niveles de 2018. Asimismo, desde la Comisión Europea reclaman más planes de ayudas que estimulen la demanda de vehículos cero emisiones y el desarrollo de la infraestructura de carga en su camino para conseguir un continente neutral en emisiones en 2050.

Auge de los SUV y subida de la gasolina

Desde la EEA se apunta a la popularidad de los coches del segmento SUV y al incremento sostenido de la cuota de mercado de vehículos de gasolina como las principales causas de este aumento de las emisiones. En 2018 los SUV representaron el 35% del mercado europeo, subiendo desde el 29% del año anterior. Este tipo de vehículos generan más emisiones por su tamaño y peso. Por otro lado, el desplome del diésel, un 9% ese año respecto a 2017, en favor de la gasolina, un carburante más contaminante, también influye en el repunte de las emisiones de los coches nuevos.

Pese a todo, según el informe de la EEA, todos los fabricantes excepto uno cumplieron sus objetivos de reducción de emisiones, aunque admiten que eran muy conservadores respecto a la cifra a conseguir en 2020. Solo Lamborghini falló en sus esfuerzos de descarbonización. De entre los grandes fabricantes, según la EEA, en 2018 Toyota fue la marca con las emisiones más reducidas, unos cinco gramos por encima del objetivo de 2020, mientras que Mazda fue, de entre las que cumplieron sus objetivos para ese año, la que se quedó más lejos del objetivo de 2020, a 39 gramos. La agencia destaca también que Nissan y el Grupo Volkswagen se quedaron cerca del objetivo de 2020.

También »  Es posible recurrir las multas del Pegasus