Wayne Griffiths, presidente de Seat, asumirá el mando de la patronal Anfac

El presidente de Seat y Cupra relevará a José Vicente de los Mozos en la presidencia de la patronal de fabricantes de automóviles a partir del 19 de enero.

El presidente de Seat y consejero delegado de CupraWayne Griffiths, asumirá el mando de la patronal de fabricantes Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) a partir del próximo mes de enero. El directivo relevará en el cargo a José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España y miembro del comité ejecutivo mundial de la firma del rombo.

El nombramiento de Gtiffiths será oficial el 19 de enero, cuando la junta directiva y la asamblea general de Anfac ratifique la decisión. El presidente de Seat ocupará el cargo durante los próximos dos años. De los Mozos asumió la presidencia de la asociación en 2018, estando previsto que su sustituto fuera elegido entre finales de 2019 y 2020. En un principio, el nuevo presidente iba a ser Luca de Meo, exdirector de Seat y actual consejero delegado del Grupo Renault, pero su fichaje por el consorcio francés en 2020 aplazó el reemplazo hasta 2022.

Griffiths tiene ante sí los retos a los que se enfrenta la industria española del automóvil: el reparto de los fondos del Perte de Automoción, la electrificación, la digitalización, los nuevos modelos de negocio, la crisis de los chips y la subida del Impuesto de matriculación, que se hará efectiva el 1 de enero después de que en junio el Senado decidiera congelarlo para lo que restaba de 2021. Según la patronal de concesionarios, Faconauto, advierte que la subida del gravamen podría significar la pérdida de hasta 100.000 ventas en el conjunto del año.

Una carrera en el Grupo Volkswagen

Wayne Griffiths llegó al Grupo Volkswagen en 1989 para formar parte de Audi, firma en la que fue adquiriendo responsabilidades hasta el año 2016, cuando cambió Ingolstadt por Martorell para convertirse en el vicepresidente comercial de Seat. En 2019 fue nombrado consejero delegado de Cupra y en 2020 presidente del consejo de administración de la nueva marca. Tras la salida de Luca de Meo en dirección a Renault, y tras un período de transición con Carsten Isensee al mando, pasó a ejercer también como presidente de Seat.

Griffiths asume más responsabilidades en un momento clave para el sector del automóvil, en el que la electrificación y la digitalización están obligando a las marcas a transformarse en empresas de movilidad. El Grupo Volkswagen rema en esa dirección y Griffiths debe afrontar ahora el reto de electrificar Cupra y encontrar el encaje de Seat dentro del consorcio alemán.

También »  Jaguar Vision GT Coupé: un deportivo eléctrico y virtual de 1020 caballos