Así es la nueva BMW G 310 GS

La nueva G 310 GS es ahora más versátil, segura y dinámica tanto en el tráfico diario como en los viajes de placer por carreteras secundarias o en terrenos de off-road sencillos

Claudia Rubio » 7 de octubre, 2020

Desde que se lanzó al mercado en 2016, la compacta, robusta y muy versátil BMW G 310 GS ha creado una nueva experiencia de conducción en el segmento de cilindrada de menos de 500 cm³. Cuatro años después de su debut, BMW Motorrad presenta la nueva BMW G 310 GS, ahora más versátil, segura y dinámica que nunca.

Aunque la nueva BMW G 310 GS puede reconocerse a simple vista como una auténtica BMW GS por su característico parabrisas, su guardabarros delantero elevado, su llamativa silueta y su trasera corta y alta; ahora presenta una apariencia mucho más agresiva y dinámica desde delante gracias a su nuevo faro de LED y a sus intermitentes de LED.

Estéticamente, las tres variantes de color del BMW G 310 GS tienen en común las tapas de la carcasa del motor para el alternador, el embrague y la bomba de agua, que ahora están pintadas en color gris titanio metálico. Además de los colores típicos de la GS, blanco polar con los paneles laterales del tanque en gris, la nueva G 310 GS también se presenta con un aspecto más deportivo, al estilo Rallye, con el bastidor pintado en color rojo y la cubierta central del depósito en azul metálico Kyanit. No obstante, como la BMW G 310 GS está basada en el popular modelo R 100 GS, la edición “40 años GS” se ofrece con el color básico negro cósmico y con gráficos amarillos en los paneles laterales del depósito.

La BMW G 310 GS "40 años GS" | Foto: BMW Motorrad
La BMW G 310 GS “40 años GS” | Foto: BMW Motorrad

El corazón de la nueva G 310 GS continúa siendo el motor monocilíndrico de 313 cm³ refrigerado por líquido con cuatro válvulas, dos árboles de levas en cabeza e inyección electrónica. Con una potencia de 35 kW (34 caballos) a 9.500 rpm y un par máximo de 28 Nm a 7.500 rpm, el propulsor monocilíndrico de la nueva G 310 GS con homologación EU-5 es perfecto para disfrutar del máximo placer de conducción dinámico.

Cabe destacar que para su uso en la nueva BMW G 310 GS, el motor ha sido equipado con el denominado “agarre electrónico del acelerador”, por lo que ahora ofrece una respuesta del acelerador todavía más sensible. Además, el aumento automático de la velocidad de relentí al arrancar la moto también evita que el propulsor se cale repentinamente.

Por último, el embargue anti-rebote autoalimentado también es nuevo y proporciona un aumento significativo de la seguridad en la conducción, especialmente durante las maniobras de frenado que implican una reducción de marcha simultánea. Tanto la palanca de embrague como la de freno son ajustables en cuatro posiciones, por lo que proporcionan beneficios ergonómicos, en especial para las personas con las manos pequeñas.

También »  Nuevo Abarth 595 Pista, creado para los conductores más jóvenes