BMW dobla su apuesta con las nuevas F900 R y F900 XR

La firma alemana da un nuevo impulso a su gama Roadster y Sport Tourer con esta renovación a conciencia de estas dos versátiles motocicletas de 895 cc

La F900 R se define como una moto intuitiva y deportiva, situada justo por encima de la G 310 R y por debajo de la S 1000 R y de la R 1250 R. La naked de BMW destaca por su diseño deportivo y atractivo, una moto apta para el uso diario, fiable, fácil de llevar y polivalente. La F900 R estrena un diseño más agresivo con un nuevo grupo óptico delantero, una estética más compacta y una trasera minimalista. Ergonómicamente se ha rediseñado una posición de conducción más deportiva.

Dispone de serie del BMW Connected Ride que permite enlazar la moto con nuestro teléfono inteligente para aceptar o rechazar llamadas, escuchar música, navegar (con la BMW Motorrad Connected App) y acceder a la información de la moto como los datos de conducción. Como opciones destacan el asistente del cambio Pro, la suspensión electrónica Dynamic ESA, el ABS Pro y DBC además del los modos de conducción Pro y la llamada de emergencia inteligente.

El motor crece de los 853 a los 895cc y ha sido optimizado para superar las exigencias de la Euro5 a la vez que su potencia se ha incrementado hasta los 105 cv. Otra de sus novedades es la llegada de la regulación dinámica del freno motor (MSR) aunque es opcional al igual que la iluminación adaptativa para curvas. Sí es de serie el embrague anti-rebote. Negro, azul y un acabado Sport son los colores disponibles de un modelo que ya está en los concesionarios a un precio de 8.995 euros.

La BMW F900 R
La BMW F900 R | Foto: BMW

Entre dos mundos

La F900 XR representa la conexión de dos mundos en BMW como son el viajero GS y el deportivo R. El resultado es una moto tan versátil capaz de hacer disfrutar de un puerto de montaña como irse de viaje al fin del mundo o llevarnos a trabajar cómodamente cada día asidos a un manillar alto y con una cuidada ergonomía. La F900 XR goza de todas las características vistas en la F900 R desde su nuevo motor a la conectividad pasando por la electrónica. La diferencia la marca el equipamiento para los largos viajes como son el parabrisas ajustable y las manetas de freno y embrague regulables. El cubremanos es opcional.

Respecto a su hermana naked los reposapiés son 45 mm más bajos y otros 45 mm adelantados y el manillar en 30 mm más alto y 85 mm retrasado para acentuar su vocación viajera. Blanco, oro y acabado Sport (rojo) son sus colores y el precio es de 11.950 euros.

La BMW F900 XR
La BMW F900 XR | Foto: BMW

Personalización total

Como no podría ser de otra manera, BMW cuenta con toda una larga lista de accesorios donde no faltan las maletas y el baúl, las maletas blandas, el portaequipajes, las bolsas sobre-depósito y otros más deportivos como las estriberas, protectores de manillar, manetas, quilla y pantalla deportiva. De la misma manera han lanzado el traje XRide, un conjunto que combina el disfrute de la moto deportiva con la aventura a larga distancia.

Con todas estas actualizaciones, tanto la F900 R como la F900 XR dan un salto de calidad y de dinamismo. El motor ahora está más lleno a cualquier régimen lo que lo hace más divertido pero también fácil de llevar. Así y todo en la parte final del tacómetro tiene un punch que le aportan mimbres deportivos.

La parte ciclo resulta homogénea mientras que la ergonomía de cada modelo marca su naturaleza, más deportiva la F900 R y más cómoda la F900 XR con un manillar más elevado y cerca del conductor a las que las piernas descansan más relajadas. La electrónica es un valor añadido y su gestión resulta de los más intuitiva, visualizada en su pantalla de TFT. Sin duda llegan cargadas de buenos argumentos para ganar terreno en un mercado dominado por las propuestas japonesas.

También »  Toyota desvela el Aygo X Prologue, la reinvención de los utilitarios