Esto es todo lo que ahorras con una moto eléctrica

Con las motos eléctricas ahorras en combustible, mantenimiento, impuestos y utilización

Al precio que está la gasolina, y pese a la subida de la luz, comprar una moto eléctrica tiene ahora más sentido que nunca. Así lo ha entendido ya una gran parte de la población española que se ha sumado a la electrificación y la movilidad sostenible, como demuestra el aumento del 94 % de las matriculaciones de motocicletas eléctricas en el primer trimestre del 2022, respecto al mismo periodo del año pasado. Y las de ciclomotores eléctricos lo han hecho en un 88 %.

Los scooters eléctricos son perfectos para la ciudad
Los scooters eléctricos son perfectos para la ciudad

Las motos tienen ya de por sí grandes ventajas respecto a los coches en un entorno principalmente urbano, pero éstas se multiplican si hablamos de vehículos eléctricos: menor coste por kilómetro, menos gasto en revisiones y mantenimiento, libre circulación en cascos urbanos, o autorización para transitar por carriles especiales, entre otras.

Las motos eléctricas ofrecen un gran ahorro en ‘combustible’

Sin lugar a dudas la principal ventaja de una moto eléctrica es el ahorro en ‘combustible‘. Pese a la subida de la luz, cargar las baterías de la moto supone un ahorro hasta cuatro veces superior a llenar un depósito de gasolina de una moto de 125 cc. Es decir, que si llenas cuatro veces al mes el depósito estarás gastando en un mes de electricidad lo que gastas en una sola semana en gasolina. Dicho de otra manera, estarás desplazándote tres semanas ‘gratis’.

Facilidad de recarga

Además, recargar un vehículo eléctrico ya no supone un inconveniente como antes sucedía, no sólo porque se hayan multiplicado exponencialmente los puntos de recarga públicos y gratuitos en centros de oficinas, centros comerciales, hoteles o aeropuertos, sino porque además muchas motos ofrecen la posibilidad de extraer la batería para recargarla fácilmente en casa. Esta tecnología permite además disponer de una segunda batería que se puede transportar si se quiere extender la autonomía en un viaje.

Algunas motos eléctricas ofrecen baterías extraíbles
Algunas motos eléctricas ofrecen baterías extraíbles

Extensa autonomía

Y ya que estamos hablemos de la autonomía. Antes ésta era uno de los principales inconvenientes de las motos y los coches eléctricos, pero ahora la media de kilómetros que permite una moto eléctrica con una sola carga es de unos 100 kilómetros. Más que suficiente para cubrir las necesidades del español medio, que suele circular en vehículos unos 40 ó 50 kilómetros al día. De ser así, sólo habría que cargar la moto una vez cada dos días, aunque no es bueno apurar, siempre es mejor llevar la carga entre el 20 y el 80 por ciento.

Las motos eléctricas tienen menos gasto en reparaciones y mantenmimiento

Otra gran ventaja de los vehículos eléctricos respecto a los de combustión, es que si mecánica tiene menos partes físicas y de desgaste, por lo que se reducen las posibilidades de sufrir una avería y se amplían los periodos de mantenimiento. Es decir que si tienes una moto eléctrica no sólo ahorrarás en combustible, sino que también lo harás en el taller.

Movilidad sin restricciones

Todas las motos y ciclomotores eléctricos disfrutan de la etiqueta ‘Cero’ de la DGT, lo que les permite circular sin restricciones y libremente en episodios de alta contaminación y moverse en zonas de bajas emisiones de las grandes ciudades. Ello es gracias a que no emiten ni un solo gramo de CO2 a la atmósfera, por lo que ir en moto eléctrica también contribuye a salvar el planeta. Este tipo de motos también están autorizadas a circular por los carriles especiales.

Las motos eléctricas pueden circular en episodios de alta contaminación

Mayor precio de compra, pero con ayudas

Es cierto que para disfrutar de todas estas ventajas hay que realizar un desembolso inicial superior ya que las motos eléctricas tienen un precio más elevado que las de combustión equivalentes en prestaciones y potencia, pero para tratar de reducir esta diferencia se cuenta con importantes ayudas para su compra por parte del Estado y de los Ayuntamientos. En los actuales Presupuestos Generales del Estado existe una partida de 445 millones de euros para la compra de vehículos eléctricos, enchufables y puntos de recarga que entró en vigor el pasado 1 de Enero de 2022 y tiene una duración hasta Diciembre de 2023. Esto se suma a la partida de Plan Moves III que contemplaba hasta 400 millones de subvenciones. En el caso de las motos eléctricas la cuantía máxima es de 1.300 euros si achatarras otra moto de más de siete años, y 1.100 euros en el caso de que no demos otra moto, aunque no incluyen la compra de ciclomotores eléctricos.

Las motos eléctricas cuentan con los últimos avances tecnológicos

Otra ventaja es que ayuda a reducir la factura es que las motos eléctricas, no pagan impuesto de matriculación, en el mejor de los casos también están exentas del impuesto de circulación o al menos se aplican importantes descuentos o bonificaciones, e incluso se contemplan reducciones de hasta el 30 % en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Para beneficiarse de él hay que trabajar para una empresa que haya adquirido vehículos eléctricos y se los ceda a sus empleados para uso privado o mixto.

Finalmente, y como nos recuerda AMV Seguros, las motos eléctricas tienen mayores descuentos en este servicio, con campañas que pueden llegar a suponer hasta un 50% de ahorro respecto a la póliza de una moto convencional de similares características.

También »  BMW presenta un nuevo patinete eléctrico y una innovadora bicicleta de carga