Gama Honda CB 500, salto cualitativo

Honda mejora la frenada y la suspensión delantera de esta popular gama, entre otras novedades


Desde su aparición en el año 2013, la gama CB500 de Honda es una de las familias más populares de la firma japonesa destinada sobre todo a los usuarios con carnet A2. Formada por tres modelos como son la CB500F (la propuesta naked o sin carenado), la CBR500R (el modelo más deportivo), y la CB500X (la moto con mimbres de aventurera), este año han recibido una importante actualización para pasar con nota alguna asignatura que tenían pendiente como la suspensión delantera.

La renovada gama CB500 estrena una horquilla invertida del especialista Showa que le otorga una mayor firmeza y aplomo en el tren delantero. De la misma manera ahora llegan con un doble disco delantero de freno mordidos por pinzas de cuatro pistones en disposición radial (que le confiere una mayor potencia) la CB500F y CBR500R, y de dos pistones en disposición axial (más dosificable) la CB500X.

De la misma manera aportan una nueva configuración de la inyección para darle un mayor carácter al motor bicilíndrico de 47 CV de potencia que las impulsa. Un nuevo basculante que aporta una mayor estabilidad y agilidad, un radiador más ligero pero con la misma capacidad de refrigeración, y unas llantas aligeradas son las novedades más destacadas a demás de unas líneas más estilizadas y una segunda línea de leds en el grupo óptico delantero.

La CB500F es el modelo de más éxito aglutinando un 48% de las ventas de la gama. Estamos ante una propuesta ideal para el usuario que llega del 125 y busca su primera moto grande para todo uso. Cómoda gracias al manillar elevado y al triángulo que acaban de dibujar el asiento y los estribos, esta propuesta naked lo tiene todo para triunfar desde su facilidad para maniobrabilidad en parado, a su polivalencia para el día e incluso el limitado consumo que Honda declara de 3,5 litros cada 100 km/h.

La Honda CB500F | Foto: Honda
La Honda CB500F

La CBR500R emerge como la propuesta más deportiva. Delante se inspira en su hermana mayor, la CBR1000RRR Fireblade, mientras que la posición de conducción resulta más racing con los estribos un poco más levantados y las manos apoyadas en un manillar bajo. El dinamismo del motor, con una entrega de potencia lineal pero divertida, y los rápidos cambios de dirección la convierten en una primera deportiva muy apetecible con la que disfrutar desde el primer momento.

 La Honda CBR500R
La Honda CBR500R

Destinada a un usuario más experimentado, la CB500X hace de su estética ‘adventure’ y polivalencia parte de sus atractivos. Se trata de una moto cómoda a raudales tanto para los desplazamientos diarios como para irse de vacaciones, incluso circular por alguna pista de tierra gracias a su llanta delantera de 19 pulgadas. La nueva horquilla le confiere un mejor dinamismo y los dos discos delanteros una mejor frenada pero más progresiva que el resto de sus hermanas.

La Honda CB500X | Foto: Honda
La Honda CB500X

La CMX500 Rebel ya fue renovada la temporada pasada, cuando se introdujo el motor Euro5 en toda la gama pero durante la presentación también tuvimos una toma de contacto donde nos sorprendieron sus aptitudes ruteras por ser una moto muy ciudadana a los largo de la North Coast 500, una ruta de 500 millas que bordea el norte de Escocia y fue escenario de la reducida presentación internacional a la prensa especializada donde participó AIRBAG.

La CMX500 Rebel | Foto: Honda
La CMX500 Rebel

En suma, Honda da un salto cualitativo con la renovada gama CB500, unas motos fabricadas específicamente para los usuarios con el carnet A2 y no modelos con una potencia superior y limitados. Todavía no se conocen los precios de unas motos que empezarán a llegara a finales de noviembre o principios de diciembre.

También »  Atascos en verano, cómo se producen y cómo evitarlos