Honda CB650R, el equilibrio perfecto

Honda actualiza su 'naked' de cilindrada media con un motor Euro5 y más detalles

La Honda CB650R forma parte del elenco de novedades de la firma japonesa para este 2021. Estamos ante un modelo que destaca por su estética, funcionalidad pero también prestaciones al tratarse de una máquina de cilindrada media cuya potencia se acerca a los 95 CV y dispone de una versión limitada para los usuarios con carnet A2. Un motor revisado para cumplir con la restrictiva normativa Euro5 y una horquilla invertida Showa BP son dos de sus grandes novedades y que a la postre le permiten ofrecer un dinamismo más brillante que su predecesora, si cabe.

La estética, definida por la propia Honda como Neo Sports Café, se inspira en la imagen de su hermana mayor, la CB1000R, con detalles minimalistas como la trasera (ahora con el porta matrículas metálico) y guiños como el grupo óptico delantero o el tubo de escape por debajo del motor. A su grupa encontramos un nuevo cuadro de instrumentos en forma de pantalla de LCD que ofrece una buena visibilidad y todo tipo de información, incluido el nivel del control de tracción. El manillar también se ha modificado para ganar maniobrabilidad a baja velocidad. La altura del asiento, de 810 milímetros, lo sitúa al alcance de la mayoría de usuarios donde uno de talla media no tendrá problemas para maniobrar en parado.

La Honda CB650R | Foto: Pep Segalés - Honda
La Honda CB650R | Foto: Pep Segalés/Honda

SUAVIDAD EN MARCHA

Una vez en marcha sigue el patrón de Honda, es decir, con un motor que destaca por su suavidad de funcionamiento y facilidad de gestión a pesar de sus 95 CV. El propulsor gusta por su dulce respuesta a bajo y medio régimen pero también por su contundencia en la parte alta del tacómetro si la apretamos dejando patente que no hace falta más potencia.

La parte ciclo sigue la partitura de esta melodía de seducción con una posición de conducción cómoda y que invita a viajar sin fatigarse. El tren delantero transmite una gran sensación de seguridad, tanto en precisión de dirección y cómo pisa, cómo trabaja la suspensión. En este caso la nueva horquilla Showa es regulable y permite ajustarla al gusto y necesidades de cada usuario. Los cambios de dirección resultan de lo más naturales y resulta muy fácil de conducir, de ahí que sea una moto idónea para los que se estrenan con moto grande y el carnet A2.

La frenada a su vez es dosificable y contundente si hace falta. Y para una mayor seguridad dispone de control de selección de par (control de tracción), toda una ayuda sobre firmes deslizantes además de la luz de frenada de emergencia que se activa cuando la moto detecta una frenada brusca. Honda homologa un consumo de cinco litros cada 100 kilómetros lo que le confiere una autonomía de 300 kilómetros gracias a su depósito de 15,4 litros.

Otro detalle es la incorporación de una toma de corriente USB tipo C bajo el asiento. Ya puestos a pedir en próximas versiones estaría bien contar con un botón en las piñas para la gestión de la información y no en el propio cuadro de instrumentos como hasta ahora. El color gris de la unidad de pruebas también es novedad en un modelo muy completo cuyo precio se sitúa en los 8.250 euros y la propia marca ofrece una interesante propuesta de financiación.

También »  Lexus UX 250h: dinámico y con la máxima innovación aerodinámica