Kawasaki Ninja Z1000SX; Turismo deportivo

Más cómoda, con más electrónica, con una imagen renovada, más equipada y con mejores prestaciones, así llega la cuarta generación de esta turística deportiva.


La renovada Kawasaki Ninja Z1000SX sintetiza lo mejor de dos mundos. Estamos ante la ‘sport touring’ por excelencia. Por un lado unas prestaciones de moto deportiva y por el otro el equipamiento y confort de una gran viajera. En su cuarta generación llega para defender el liderato de su categoría con muy buenos argumentos.

Como nueva entrega, la Z1000SX presenta una imagen actualizada con la profusión de la iluminación de LED y detalles como una única salida del sistema de escape (por la derecha) el lugar de los dos silenciosos (uno por banda) que montaba su antecesora.

Para mejorar la faceta viajera, Kawasaki ha optimizado el confort, tanto para el conductor como el pasajero, con la adopción de nuevos asientos y la posibilidad de elegir la altura del sillín entre 812 milímetros (el bajo), 820 milímetros (el medio) y 835 milímetros (llamado Confort). Ahora la altura de la pantalla derivabrisas es ajustable manualmente en cuatro posiciones para mejorar la protección aerodinámica. También cuenta con un innovador sistema de maletas de fácil anclado y una toma de USB bajo el asiento mientras que los puños calefactables son opcionales.

CONECTIVIDAD

La Z1000SX estrena instrumentación en forma de una pantalla de TFT a color donde consultar toda la información de abordo. Además permite elegir entre dos modos de visualización donde el Sport indica el ángulo de inclinación de la moto, potencia de la frenada y transferencia de pesos, entre otros detalles. También permite conectar el teléfono inteligente a la moto vía Bluetooth y la aplicación Kawasaki Rideology para acceder a una serie de funciones como el combustible restante y el programa de mantenimiento o mostrar si se recibe una llamada o mensaje.

En electrónica da un paso adelante con la adopción de cuatro modos de conducción como son Sport, Road, Rain y uno personalizable, que se suman al control de tracción, ABS y control de velocidad crucero. También para este 2020 adopta el cambio semi-automático o asistente del cambio que permite subir marchas o reducir sin apretar el embrague ni cortar gas en el caso de acelerar.

La Kawasaki Ninja Z1000SX cuenta con la aplicación Kawasaki Rideology para conectar el teléfono móvil a la moto y compartir multitud de información | Foto: Kawasaki

SUAVE Y POTENTE

En una primera toma de contacto, esta cuarta generación de Z1000SX se mostró más agradecida con el usuario, ya no solo por su mayor confort si no por contar con un motor con una respuesta mejorada pues sus 140 CV de potencia entran de forma suave y progresiva. Y también se ha suavizado la suspensión aunque en el primer tramo de la misma trabaja demasiado rápida en las frenadas (blanda). En ruta resulta una moto cómoda y si se opta por una conducción deportiva ofrece un dinamismo mejor de lo esperado aunque si se va rápido en un tramo virado es más efectivo utilizar la maneta del embrague al reducir en lugar del asistente del cambio.

Kawasaki apuesta por montar de serie los neumáticos Bridgestone Battlax Hypersport S22, con un buen compromiso entre agarre, manejabilidad y rendimiento deportivo. En cuanto a colores, esta Ninja llega en negro, verde y blanco. La nueva Z1000SX ya está disponible en los concesionarios a un precio de 15.150 euros y como promoción se incluye o el pack Performance (escape Akrapovic, tapa del asiento del pasajero…) o el Tourer (maletas y bolsas interiores, puños calefactables…).

Pies de foto:

MÁS EQUIPADA. Estrena cuadro de instrumentos en forma de pantalla a color de TFT donde visualizar toda la información.

VIAJERA. La pantalla derivabrisas es regulable en altura manualmente en cuatro posiciones.

TOTAL. La Z1000SX ofrece lo mejor de dos mundos, por un lado el confort de una viajera y por otro las prestaciones de una deportiva.

También »  El plan de Toyota con Gazoo Racing