Las motos Euro5 contarán con una nueva etiqueta y será retroactiva

Las motos que cumplan con la normativa Euro 5 tendrán una nueva etiqueta a partir de julio debido a sus bajas emisiones contaminantes

La Dirección General de Tráfico está preparando una modificación normativa para ajustar su sistema de etiquetado ambiental. “Tenemos de plazo hasta el 1 de julio”, aseguró recientemente su director, Pere Navarro.

Las etiquetas medioambientales B, C, ECO y CERO que se utilizan en la actualidad nacieron con el “Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016” y se utilizan desde 2017.

En 2020, en el marco de Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de Automoción, se planificó actualizar este sistema y, entre otras medidas, está previsto modificar las etiquetas medioambientales. En palabras del director de Tráfico: “podemos hacer alguna nueva etiqueta que permita ajustar mejor o poder ubicar algunas novedades o disfunciones que hemos detectado”.

En el caso de la moto, se unen varios factores que llevarán a la DGT a conceder una nueva etiqueta a las nuevas Euro5. Estas motos, aunque están recibiendo el distintivo C aún no han sido clasificadas oficialmente. Además, en el caso de la moto, la etiqueta ECO está desierta ya que, por falta de espacio, no utilizan tecnologías de doble motorización, híbridas o de gas.

Paralelamente, muchas administraciones locales, por desconocimiento técnico, están equiparando las etiquetas de las motos a las de los coches. Son iguales visualmente, pero no significan lo mismo en términos de emisiones, ya que la norma estaba diseñada para separar a los vehículos dentro de su propia categoría, no dentro del conjunto del parque de vehículos.

Al respecto de las motos Euro5, José María Riaño, secretario general de ANESDOR, la asociación de empresas del sector de las dos ruedas, señala a NEOMOTOR que “llevamos tiempo explicando a las administraciones la situación particular de la moto en este escenario de lucha contra la contaminación. Una moto Euro 5 emite menos de la mitad que el promedio de los turismos de la etiqueta ECO. Desde luego es positivo que desde las instituciones se reconozca la eficiencia y la sostenibilidad de las motos”.

“Esta medida en el caso de las motos tendrá carácter retroactivo. DGT siempre nos ha trasladado que su posición al respecto es beneficiar al usuario que utilice un vehículo menos contaminante. Si el vehículo ve mejorado su distintivo, su propietario podrá utilizar la nueva etiqueta; mientras que si sucede al contrario, que se recalifica a peor a un vehículo, quien haya ya comprado el vehículo podrá utilizar el distintivo original”, explica el directivo de la patronal.

Riaño, asegura que “esperamos que la DGT aplique esta medida cuanto antes porque es una realidad que en muchos municipios, como Barcelona, las ciudadanos que se desplazan en moto están clara, e ilógicamente, perjudicados. No es razonable que quien emplea un vehículo más sostenible tenga mayores restricciones de acceso”.

Adicionalmente, el hecho que las nuevas motos Euro 5 sean reclasificadas podría permitir que la administración renueve sus flotas de motos. El Gobierno central promueve, y subvenciona, que las distintas administraciones adquieran vehículos sostenibles, calificados con los distintivos Cero o ECO. Esto está impidiendo renovar gran parte de la flota de motos ya que, por ejemplo, no hay en el mercado motos eléctricas que ofrezcan las prestaciones que necesitan los cuerpos de seguridad y otras administraciones públicas.

También »  Vídeo: Analizamos el Audi TT 40 TFSI, la tercera generación del modelo alemán