Motos chinas que puedes comprar en España

El mercado abre sus puertas al producto chino y electrificado

En cuestión de horas se celebrará el lanzamiento oficial de Yadea en España, con producto diseñado, desarrollado y fabricado en China. Esta marca tiene claro el objetivo en nuestro país, un territorio afín a su segmento estrella: el scooter eléctrico. La confianza es plena y, tal como os explicamos en este artículo, Yadea planea aterrizar con 200 puntos de venta y postventa repartidos por las principales ciudades de aquí a finales de año. Sin embargo, no es la única. La aparición de motocicletas, principalmente scooters, chinas en España es un hecho que debemos normalizar y que trataremos de iluminar con este artículo.

Las marcas chinas de motocicletas apuestan por la electrificación y precios imbatibles / Niu

Sobre la relevancia del país asiático en el tablero de la movilidad os hablamos en este reportage, centrado en coches chinos que querrás comprar. Un papel protagonista que se ha dado por la deriva electrificada y tecnológica del viejo continente, especializado en motores térmicos hasta la fecha. Esta decisión en pro de la circulación cero emisiones, beneficiosa para nuestro planeta y aliada frente al cambio climático, ha supuesto un cambio de ritmo en el tablero de la industria. Un ritmo que China ha aprovechado para hacerse imbatible, tanto por los precios como por la calidad.

La estrategia ha sido brillante: cualquier firma europea que quisiera vender en su país debe asociarse con una empresa nacional. Eso les ha dotado de la experiencia y los conocimientos básicos para conquistar al comprador del continente, tanto en el aspecto estético como en sus tendencias de conducción y gustos tecnológicos.

Lejos quedan los productos “low cost”, también apuestan por una imagen radical / Super Soco

Tal como os explicamos, directivos de la talla de Luca de Meo, actual director general del grupo Renault, sentenció: “China marcará la tendencia. Lo tienen claro. Su política industrial está fijada hasta 2040, decidme de un país europeo que lo tenga igual. Estar fuera de China en 2030 es no ser nadie”.

Las marcas asiáticas de motos

La aparición de firmas asiáticas en el mundo de las dos ruedas no es algo nuevo. SYM, sin ir más lejos, es una marca taiwanesa y junto con Kymco llevan años haciendo la competencia a los scooters de rueda alta preferidos por el público. La llegada de modelos chinos era cuestión de tiempo, mejorando con cada nueva incorporación. Más que nada porque las primeras unidades, llegadas en barcos y de forma masiva, distaban de cumplir con las garantías y el servicio al cliente que se exigen a otras firmas.

El siguiente paso es el de la conquista real, en el que nos encontramos actualmente. Hablamos de firmas que no esconden su procedencia, incluso muestran con orgullo su alto capital y la implicación de compañías de vanguardia en el apartado tecnológico y de electrificación.

Las firmas chinas llegan a España sin repartos y con una calidad superior a la esperada / Yadea.

Yadea

Os hemos hablado de ella al principio del artículo. Yadea se plantea un crecimiento internacional que debía pasar, sí o sí, por España y su usuario en auge. El scooter está de moda y las normativas de los consistorios empujan a la transición eléctrica. El próximo 21 de junio conoceremos más sobre sus ciclomotores, motocicletas y patinetes, además de establecer en qué puntos físicos podremos hacernos con su producto. Unos modelos que llegarán de la mano de Human Mobility, firma que también controla Kymco (prueba DTX) y que cuenta ya con 60 puntos de servicio.

Gama de Sunra, ahora de Zitmuv tras la absorción en España / Sunra

Sunra

En mayo os hablamos de la absorción de Sunra por parte de Zitmuv, una compañía en auge que apuesta por la electrificación para seguir su senda de crecimiento. Esta colaboración cede a la empresa Zitmuv la distribución en España y Portugal, concediendo a la firma china su alta permeabilidad en un mercado en el que tienen más de 250 concesionarios.

Actualmente, puedes hacerte con tres de sus modelos: Black Razer, Z Odín y GZ Razing. La primera de ellas, equivalente a un 125 cc y de estilo café racer, cuenta con hasta 120 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 100 km/h. De la Z-Odín destacaremos su alcance, de 210 kilómetros de autonomía, gracias a la batería de 7,2 kWh. La GZ RaZing apuesta por la histórica imagen de las deportivas japonesas, con una autonomía de hasta 150 kilómetros y velocidad máxima de 110 km/h.

Nueva NIU MQi GT EVO, con más potencia | Foto: NIU

Niu

La firma Niu es de las más vistas en las ciudades de España, empezando por su precio competitivo y la facilidad que prestan sus concesionarios ante una prueba o los típicos procesos de la postventa. Si nos centramos en los modelos más prácticos, evitando hablar de los patinetes o similares por hoy, tenemos las NQi y MQi.

Esta última supone una evolución de la NQi, que sigue siendo imbatible por su relación precio-prestaciones. Eso sí, dista mucho de la típica conducción de un scooter de 125 cc, siendo más próximo a un ciclomotor e incluso una bicicleta. La MQi Evo, última en llegar a la gama con baterías de 72 V, tiene un precio de partida de 4.999 euros pero consigue una velocidad punta de 100 km/h sin perder demasiada autonomía, que se homologa entre 65 y 75 kilómetros.

Las Ecooter E5 llegan a los 150 kilómetros de autonomía y mejoran su comportamiento

Ecooter

Todavía recuerdo las sensaciones que me aportó la Ecooter E2 S. Este scooter eléctrico, homologado como un L1e, vendría a hacer la competencia a los ciclomotores con una velocidad máxima de 45 km/h y autonomías que rondan los 75 kilómetros. Su ligereza las hace ideales para el tráfico urbano pero no aportan el aplomo y sensación de seguridad de un homólogo de combustión.

En el portfolio de la firma puedes encontrar otras alternativas, más trabajadas y de prestaciones superiores, como la E5. Concede hasta 150 kilómetros de autonomía, con velocidades puntas de 105 km/h y la promesa de cargas del 0 al 90% en 2 horas y media. Lo más significativo es el trabajo en la parte ciclo, los frenos con sistema ABS delante y detrás y un basculante de aluminio que mejora su rigidez.

Así es la Super Soco TS Hunter 2022 | Foto: Super Soco

Super Soco

Si lo tuyo son las motos con personalidad, y huyes del estilo scooter, Super Soco puede ser tu alternativa. Tienen sus ciclomotores, claro está, con la CUmini, CUX y CUX Ducati, una edición especial con las mismas cualidades: 60 kilómetros de autonomía, 45 km/h de velocidad punta y baterías portátiles con recargas superiores a las 3 horas. La CPX, de 5.489 euros con dos baterías, aumenta su autonomía hasta los 140 kilómetros, con una velocidad máxima de 90 km/h y homologación L3.

En este artículo os hablaremos de las más curiosas, como la TC Max. Equivale a una 125 cc de combustión pero tiene una estética neo-retro que gustará a más de uno. Su velocidad punta es de 95 km/h, con autonomías que rondan los 110 kilómetros y recargas de 4 horas que podrás gestionar a través de una aplicación móvil. También tienen la TS Street Hunter, con un precio de partida de 3.649 euros, mayor equipamiento en la parte ciclo y con hasta 200 kilómetros de autonomía.

La Evoke 6061 es una obra de ingeniería con 230 km/h de velocidad punta

Tinbot, en cambio, sigue con modelos de enduro asequibles como la Tinbot Esum Pro, de 11 kW de potencia y un precio de 6,450 euros. Puede recorrer hasta 130 kilómetros, pero su recarga te llevará más de 6 horas. De vuelta a la ciudad tenemos a las Horwin y su scooter EK3 con 90 kilómetros de autonomía y el CR6 de 100 kilómetros de autonomía y estilo café racer.

Las Evoke son motocicletas premium con prestaciones superiores como la Urban Classic, de 9.980 euros pero 250 kilómetros de autonomía y hasta 130 km/h de velocidad punta. Su 6061 (sin precio)es su buque insignia, con más de 230 km/h de velocidad punta y 470 kilómetros de autonomía. Nada que ver con otras propuestas, también disponibles en España de la mano de Arena, Felo, Wottan, Sumco y Nimoto.

También »  El Cupra Formentor y el Polestar 2 consiguen las cinco estrellas Euro NCAP