Mercedes-Benz empleará una pantalla de casi metro y medio en el EQS

El nuevo Mercedes-Benz EQS, el buque insignia de la gama eléctrica de firma de la estrella, incorporará es nuevo sistema MBUX Hyperscreen, una pantalla ancha y curva que ocupa prácticamente todo el ancho del frontal entre los pilares A derecho e izquierdo, desde la que se controlarán casi todos los sistemas del vehículo gracias a una interfaz que se sustenta en una revolucionaria tecnología de inteligencia artificial.

Dispone de un software capaz de aprender del propio usuario, pudiendo ofrecen sugerencias personalizadas de entretenimiento, confort y funciones del vehículo. Con un manejo intuitivo, el usuario no tiene que navegar en submenús o dar comandos de voz. Las aplicaciones y funciones más importantes aparecen siempre de forma óptima en cuanto a situación y contexto. De esta manera el uso por parte del conductor se simplifica al máximo. Y no sólo para el conductor: la nueva MBUX Hyperscreen es también un asistente para el acompañante. Cuenta con su propio display y control del sistema, y con hasta siete perfiles de uso para disfrutar del máximo confort.

Pantalla MBUX Hyperscreen
Pantalla MBUX Hyperscreen

De este modo el Sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) simplifica de manera radical el uso y manejo de un Mercedes-Benz. Presentado en 2018 en la Clase A, hay ahora más de 1,8 millones de Mercedes-Benz circulando que equipan este sistema. Hace unos pocos meses, se presentó la segunda generación del sistema operativo, que debutó con la nueva Clase S. El siguiente gran paso es la posibilidad de incorporar opcionalmente la MBUX Hyperscreen en el nuevo EQS.

El sistema MBUX muestra proactivamente las funciones correctas en el momento justo, haciendo uso de la inteligencia artificial. El sistema de interpretación es sensitivo y está continuamente optimizándose frente a cambios en el comportamiento de uso y factores externos. La firma alemana ha investigado el comportamiento de uso en su MBUX, y ha descubierto que en la mayoría de los casos de uso se limitan a las categorías de Navegación, Radio, Media y Telefonía, por lo que están siempre en el centro de la pantalla.

El sistema ofrece más de 20 funciones, desde el sistema activo de masaje hasta el recordatorio de cumpleaños, pero también sugerencias de listas de recordatorios “to-do list”, ofreciéndose todas ellas de modo automático y en el momento preciso con la ayuda de la inteligencia artificial.

En la nueva MBUX Hyperscreen convergen diversas pantallas de un modo integrador dando como resultado una impresionante pantalla curva con una dimensión total de 141 cms y un área de experiencia de 2.432 centímetros cuadrados.

Mercedes-Benz EQS
Mercedes-Benz EQS

La pantalla curva de cristal principal ha sido moldeada a una temperatura de aproximadamente 650ºC. Este proceso permite una visión libre de distorsión a lo largo de toda ella con independencia del ángulo de visión. Dos revestimientos en la pantalla reducen el reflejo y hacen fácil su limpieza. La pantalla de cristal curva está hecha a partir de silicato de aluminio y es a prueba de ralladuras.

El sistema “zero layers” (capa cero o primer plano), permite al usuario acceder directamente a las principales funciones; eliminando de esta forma el sistema tradicional de menús y submenús. Hay un total de 12 sensores detrás de la pantalla para interpretar y dar “feedback” durante su uso. Al tocar la pantalla en ciertos sitios ésta responde con un sistema de vibración. Tiene ocho núcleos de CPU, 24 GB de RAM y 46,4 GB por segundo de ancho de banda. Incluye una cámara multifunción y un sensor de luz para adaptarse a la luminosidad ambiental en cada momento.

También »  Nuevos Toyota Corolla: la evolución de la hibridación