BMW M1000 RR, con M de Maximun

Esta es la primera moto con el sello de la división M Motorsport de BMW, lo que es sinónimo de deportividad y altas prestaciones

La división M Motorsport es la encargada en BMW de las variantes más deportivas y de competición, de ella salen los famosos M3, M4, M5… Bien, pues por primera vez, está prestigiosa división lanza una moto, o mejor dicho una súper moto, la M 1000 RR. Tomando como base la ya explosiva S 1000 RR, los técnicos de M Motorsport han hecho un trabajo tan intenso como completo, tanto en el chasis, como en el motor o en la aerodinámica. Así, nos encontramos ante un misil de sólo 192 kgs. de peso que cuenta con un motor de cuatro cilíndros en línea capaz de entregar 212 CV a 14.500 vueltas -ojo que sube hasta las 15.100-, con un brutal par motor de 113 Nm que se entrega a “sólo” 11.000 rpm.

Con semejante relación peso/potencia, se ha hecho necesario un intenso trabajo en su chasis de aluminio, variando geometrías y distribución de pesos e incorporando unas suspensiones directamente derivadas de la experiencia de BMW Motorrad en el mundial de Superkes, a base de una sofisticada horquilla delantera invertida y un amortiguador central de cinemática avanzada. Por primera vez, una moto monta frenos M, mientras que las llantas también son de carbono. En lo tocante a la aerodinámica se adopta una cúpula alta y unos estudiados alerores en carbono que aumentan la carga sin reducción de la velocidad máxima y que ayudan tanto en las frenadas como en el paso por curva.

Como es de suponer, la electrónica de esta bestia es de lo más avanzado, cuenta con cinco modos de conducción, la última generación de control dinámico de tracción, con sistema anti-caballitos, dos curvas de acelerador, freno motor regulable en tres posiciones, cambio con sistema para subir y bajar marchas sin embrague, instrumentación con pantalla TFT con adquisición de datos y un larguísimo etc. Sino tenemos bastante con lo que esta MRR trae de fábrica, aún la podemos llevar más allá con diferentes paquetes, como en sus hermanos de cuatro ruedas, desde el Paquete Competición M, al Paquete Carbono, etc.

En definitiva, una moto que sería competitiva en cualquier carrera de Superbikes, tal y como viene de casa, pero que también se puede matricular -cuenta incluso con un asiento de dos plazas- para practicar la más salvaje conducción imaginable en carreteras abiertas al tráfico. Los amantes de la M tienen ahora una moto con la que soñar.

Alerones

Diseñados por M Motorsport y construidos en fibra de carbono, los alerones aumentan la carga aerodinámica sin restar velocidad punta. Ayudan en las frenadas y en el paso por curva.

Frenos

Por primera vez en una moto frenos firmados por la división M, con ésto debería bastar para detener a éste misil, anodizados en azul y con el logo M en sus pinzas de cuatro pistones para despejar dudas.

Cuadro de instrumentos

Una gran pantalla TFT de 6,5 pulgadas se encarga de mostrar toda la información necesaria. Además, está preparada para la adquisición de datos y el transpondedor M GPS.

Diseño

El diseño M y el lenguaje dinámico indican el máximo rendimiento en pista. La M figura orgullosa sobre el depósito de combustible.

Transmisión

Cadena M Endurance, con recubrimiento DLC libre de mantenimiento, llantas de fibra de carbono y, para los más exquisitos, un basculante 220 gramos más ligero.

Aerodinámica

Directamente importada de las experiencias de BMW en el mundial de Superbikes, la cúpula alta y los difusores laterales contribuyen al asombroso paso por curva de ésta moto y la asientan en las frenadas.

También »  Ford introduce seis robots colaborativos en la línea de montaje del Fiesta