Nueva Suzuki GSX 1300 RR Hayabusa: Misil tierra-tierra

Totalmente nueva, desde el chasis al motor, pasando por su afinadísima aerodinámica, suspensiones y frenos, la tercera generación de la que fuera la moto de serie más rápida del mundo limita "voluntariamente" su velocidad punta a 299 km/h


No se puede negar que Suzuki se está tomando muy en serio su centenario. Nos dejó boquiabiertos cuando resucitó su legendaria Katana, volvió a lo más alto del segmento maxi-trail con su V-Strom 1050 -todo un giño a las DR-Big del Dakar-, ganó el mundial de MotoGP con nuestro Joan Mir y ahora actualiza la que fuese la moto de serie más rápida del mundo en sus dos anteriores generaciones, con una preciosa e impresionante nueva Hayabusa.

La nueva Hayabusa mantiene inéditos los valores que siempre la han caracterizado desde su lanzamiento en 1999 y que la han convertido en referente entre las “fast bikes”, y un icono en la historia de la marca. Con una nueva imagen totalmente identificativa con el concepto Hayabusa, de formas más nítidas y agresivas, mejora aún más su coeficiente aerodinámico, utilizando una evolución del motor tetracilíndrico de 1,3 litros de cilindrada. Sí, la que fuese la moto más rápida del mundo, compitiendo con la Kawasaki ZX-10 Tomcat y la Honda 1100 XX Blackbird, la Suzuki Hayabusa –algo así como el halcón callejero- se renueva por completo para éste 2021, mostrándose como una moto mucho más atractiva, manejable y utilizable que sus dos antecesoras.

Suzuki ha conseguido mejorar la ya excelente aerodinámica de su antecesora, añadiendo un atractivo estético espectacular | Foto: Suzuki
Suzuki ha conseguido mejorar la ya excelente aerodinámica de su antecesora, añadiendo un atractivo estético espectacular | Foto: Suzuki

En esta tercera generación y fieles al acuerdo firmado entre los grandes fabricantes japoneses, la velocidad punta se ha limitado, voluntariamente a 299 km/h, pero buena muestra de que estamos ante una moto aún más rápida es que baja dos décimas en su aceleración 0-100 Km/h, quedándose en 3,2 segundos –recomendamos al lector que cierre los ojos y cuente mentalmente: 001, 002, 003, ese es el tiempo que tarda esta Hayabusa en pasar de parado a 100 km/h (los ceros son para no contar demasiado rápido)-. Pero, dejando al margen las prestaciones puras, la tecnología y electrónica que embarca esta moto y su depuradísima aerodinámica – servidumbre que suele afear bastante el resultado estético del producto final, pero que a Suzuki les ha salido preciosa-, han conseguido que, pese a lo intimidante de su estampa, a sus 264 kgs. de peso en orden de marcha o a sus 190 CV a 9.700 vueltas y sus 150 Nm a partir de 7.000, éste auténtico misil, además de ser un cohete, sea manejable, fácil de llevar y más que razonable en un uso diario –no todo el mundo puede ir a trabajar, recién levantado y arrastrando las preocupaciones diarias, encima de un “afable” disparo(!).

Pero es que aún hay más, con motivo de la celebración de su centésimo aniversario, Suzuki ha bajado el precio de su nueva Hayabusa de los 21.995 euros, que ya era mucho más bajo de su prácticamente única competidora, la Kawasaki H2 y sus más de 33.000 euros, hasta los 19.595 euros, colocándola como el “cacharro” más rápido del planeta por debajo de la psicológica barrera de los 20.000 euros -para encontrar cifras semejantes en un coche deberemos desembolsar seis cifras y, la primera, no será, seguramente un 1.

Describir la tecnología que embarca esta Hayabusa sería tan extenso, que necesitaríamos varios periódicos para ello –aún así, seguramente nos dejaríamos algo en el tintero-, pero nos han llamado mucho la atención sistemas como: el acelerador electrónico, el doble inyector por cilindro, los seis modos de conducción personalizables, los 10 niveles de intervención en su control de tracción y sistema anti caballito, los 3 niveles del control de lanzamiento y freno motor, el cambio semiautomático up&down, el embrague antirrebote, el ABS en curva firmado por Bosch… y un larguísimo etcétera. Y es que, sólo con la avanzadísima electrónica que controla ésta bestia es posible un resultado tan suave y dulce, que se vuelve salvaje e impresionante, con solo pulsar unas teclas o, simplemente, girando el gas.

El éxito de la nueva Hayabusa es patente, baste decir que las 45 unidades que Suzuki destinó a España para este 2021 –cifra notable para un segmento de mercado tan exclusivo y un producto que roza los 20.000 euros- ya están vendidas, aunque pronto llegarán más unidades a la red.

También »  Kia Stonic FL 2021: Primera toma de contacto con el exitoso B-SUV