Lotus asalta el mercado con su primer SUV eléctrico, el Eletre

El primer SUV de la historia de Lotus, el abanderado de una ofensiva que llevará a la marca a lanzar cuatro coches hasta 2026, ya se puede reservar previo pago de 2.500 euros.

Lotus siempre será sinónimo de competición, de vehículos de alto rendimiento, de ligereza y de dinamismo. No obstante, la firma británica, propiedad del grupo chino Geely (máximo accionista de Mercedes-Benz AG y propietario de Volvo) desde 2017, tiene grandes planes para el futuro aprovechando la electrificación. De hecho, el superdeportivo Evija fue un anticipo de lo que esperan hacer próximamente, pero sus planes distan mucho de ser un fabricante de nicho, de coches inaccesibles, sino que, manteniendo su esencia, quiere convertirse en una marca global con un portfolio de producto que ataque varios segmentos para alcanzar un volumen de ventas considerables. El nuevo Eletre, un SUV eléctrico grande, marca el camino y es el ejemplo de lo que, a partir de ahora, será Lotus.

Sin contar el Evija, Lotus lanzará cuatro nuevos coches eléctricos hasta 2026, siendo el primero el Eletre, un, según la firma, “Hyper-SUV” 100% eléctrico que se producirá en su nueva planta de Wuhan, China, desde donde se exportará a todo el mundo. La firma británica ha incidido mucho en su presentación en que, pese a ser SUV y a ser eléctrico, “toma los principios básicos del ADN Lotus y de más de 70 años de experiencia en el diseño y la fabricación de coches eléctricos”.

Lotus Eletre | Foto: Lotus
Lotus Eletre | Foto: Lotus

En ese sentido, las cifras no defraudan. Serán más de 600 CV de potencia entregados a las cuatro ruedas para acelerar de 0 a 100 en menos de tres segundos. Una batería de más de 100 kWh alimentar a sus motores para una autonomía máxima superior a los 600 kilómetros. Las cifras y los datos exactos no han sido todavía desvelados. Según la marca, podrá cargarse a una potencia máxima de 350 kW, con lo que recuperará hasta 400 kilómetros de autonomía en apenas 20 minutos.

Más premium, avanzado y tecnológico

Lo que sí deja de lado Lotus es su tradicional obsesión con la ligereza, no en vano los eléctricos son pesados por naturaleza. Y cambia ese enfoque por uno más premium y tecnológico, algo que se aprecia a simple vista tanto en el interior como en el exterior.

Empezando por el habitáculo, lo más destacado es un ecosistema digital, formado por cuatro pantallas, tres para los pasajeros delanteros y una para los traseros, que pueden ser dos en una configuración 2+2 o tres optando por una banqueta trasera clásica. Aunque, como hizo con el Evija, el interior se orienta hacia el conductor, el despliegue tecnológico ocupa todo el habitáculo. Mediante una pantalla central de 15,1 pulgadas en formato horizontal el conductor tendrá a su disposición el sistema de infoentretenimiento y la mayoría de funciones del vehículo. Paralelamente, el conductor dispondrá de la información relativa a la marcha en una pequeña pantalla larga pero de apenas tres centímetros de alto tras el volante y en un sistema Head-Up Display con realidad aumentada. El pasajero contará con una pantalla idéntica desde la que gestionar el sistema multimedia.

El sistema operativo de nueva generación será compatible con sistemas como el control por voz y ofrecerá compatibilidad con la red 5G y con los teléfonos móviles más comunes en la actualidad. Lotus promete ser intuitivo y muy fácil de usar. Un sistema de sonido premium firmado por KEF con 15 altavoces, 23 como opción, redondea el conjunto. El enfoque premium se lo darán materiales como la fibra de carbono y las superficies blandas, aunque Lotus apuesta por la sostenibilidad usando materiales reciclados, que además le permiten reducir el peso, ya que, según la marca, las microfibras son un 50% más livianas que el cuero.

El arsenal tecnológico no termina en el interior, ya que la marca británica promete los sistemas de asistencia a la conducción más avanzados, que podrán mejorar y ampliarse en el futuro con actualizaciones inalámbricas. En ese sentido, utilizando radares y sensores, el Eletre dispone del hardware para habilitar la conducción autónoma, aunque aún no se haya desarrollado. Mientras tanto, este SUV dispondrá de funciones como el control de crucero adaptativo, la frenada de emergencia, el lector de señales, la alerta de cambio de carril o la alerta de tráfico cruzado, entre muchas otras.

En cuanto al exterior, el Eletre impone por sus dimensiones, 5,1 metros de largo, 2,14 metros de ancho y 1,63 de alto, y por su diseño, afilado y basado en líneas muy marcadas. Su silueta es de aluminio y fibra de carbono y cuenta con techo panorámico que cae hasta la zaga dándole el estatus de SUV cupé. Sus grupos ópticos LED, matriciales como opción, las llantas de 23 pulgadas y la firma lumínica trasera, una franja que recorre toda la zaga, son sus señas de identidad. Mediante el difusor trasero, el alerón dividido y los distintos elementos que forman su diseño, Lotus garantiza un trabajo aerodinámico superior, clave para incrementar su autonomía.

Lotus ya prepara el lanzamiento de su primer SUV, un coche, dicen, avanzado pero fiel a su esencia cuyas primeras entregas se realizarán en 2023. El Lotus Eletre ya está disponible para reservas por un precio de 2.500 euros, aunque su coste total no ha sido desvelado aún. 

También »  Nuevo Renault Twingo: más divertido, práctico y personalizable