Consejos para retirar el hielo del parabrisas

Con el frío y el hielo, un pequeño impacto en el parabrisas puede convertirse en una grieta irreparable


Marina Baranova

Tener una buena visibilidad a la hora de conducir es fundamental, puesto que el 90% de la información que recibes al sentarte al volante te llega a través de la vista. Por ello, con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, debes prestar especial atención al parabrisas de tu vehículo.

Ten en cuenta que accionar unos limpiaparabrisas deterioraros provoca franjas en el campo de visión, por lo que es recomendable sustituirlos una vez al año, como mínimo. Además, para conservarlos en buen estado también es recomendable levantarlos o ponerles un cartón debajo durante las noches. Por otro lado, recuerda que no es aconsejable rellenar el depósito del líquido limpiaparabrisas sólo con agua, ya que si lo haces es muy probable que se congelen los manguitos y se obstruyan los pulverizadores cuando haga frío.

Carglass España recomienda instalar en el parabrisas un tratamiento repelente de líquido e insectos, puesto que de esta forma se puede mejorar considerablemente la visibilidad diurna y nocturna cuando llueva, se facilita la limpieza y se evita la congelación de las lunas en condiciones de temperaturas excesivamente bajas.

Es muy importante cuidar el parabrisas del coche en invierno | Foto: Carglass
Es muy importante cuidar el parabrisas del coche en invierno | Foto: Carglass

¿Cómo hay que quitar el hielo del parabrisas?

Esta pregunta es muy frecuente y poca gente conoce cómo realizar esta maniobra correctamente. En primer lugar es muy importante retirar el hielo del parabrisas antes de comenzar el trayecto. No se debe en ningún caso arrancar el coche y esperar a que la calefacción y los limpiaparabrisas hagan su efecto mientras se conduce, puesto que es una situación extremadamente peligrosa al no contar con una buena visibilidad.

Tratar de descongelar el parabrisas con agua caliente o con el aire de la calefacción a una temperatura elevada tampoco es lo correcto, porque se puede dañar el cristal por el cambio brusco de temperatura. Los experimentos realizados por el departamento de investigación y desarrollo del Grupo Belronâ, revelan que con una temperatura externa de -10 grados, el 81% de los parabrisas con un impacto se rompieron en menos de cinco minutos tras enchufar la calefacción del vehículo. A una temperatura de -5 grados se rompieron el 70% y a una temperatura de 0 grados el 59%.

La forma correcta para retirar el hielo del parabrisas es utilizar una rasqueta de plástico o rociar el cristal con alcohol. La rasqueta de plástico actúa con eficacia, no daña el cristal, es muy barata y se puede guardar cómodamente en la guantera del coche. Por otro lado, puedes rociar el parabrisas con alcohol, ya que es una sustancia que derrite el hielo con facilidad. Por último, recuerda que no debes accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal esté congelado, ya que puedes dañar la superficie de las escobillas y el propio parabrisas.

También »  Polestar presenta el prototipo Precept para mostrar cómo serán sus coches del futuro