125 años de Skoda, una de las marcas de coche más antiguas del mundo

En diciembre de 1895, Václav Laurin y Václav Klement fundaron la compañía que se convertiría en el fabricante de éxito mundial Skoda

Skoda Auto es uno de los fabricantes de coches más antiguos del mundo, con 125 años de historia, que continúa en funcionamiento en la actualidad. La historia de éxito de la firma checa comenzó poco antes de la Navidad de 1895, cuando Václav Laurin y Václav Klement fundaron un taller de reparación y fabricación de bicicletas en Mladá Boleslav. Tiempo después, comenzaron a producir motocicletas y automóviles, que fueron lanzados al mercado a partir de 1925 bajo la marca Skoda.

Hace exactamente 125 años, el mecánico Václav Laurin y el librero Václav Klement pusieron la primera piedra de la actual Skoda Auto. Ambos fundadores estaba unidos por su pasión por el ciclismo y querían ofrecer a sus clientes bicicletas construidas con los mejores materiales y a un precio asequible. Un total de tres personas trabajaban en aquel entonces en su pequeño taller, produciendo bicicletas impulsadas a pie o a mano. Un año más tarde, el número de empleados se amplió a 21 y se pasaron a fabricar cinco modelos distintos de bicicletas bajo el nombre Slavia. Muy pronto, la gama se amplió para introducir bicicletas para niños, modelos para señoras, bicicletas tándem, bicicletas de dos ruedas con transmisión por cadena o cardan y triciclos para el transporte de mercancías o personas.

Václav Klement y Václav Laurin | Foto: Skoda
Václav Klement y Václav Laurin | Foto: Skoda

Los modelos de dos ruedas más exitosos

Laurin y Klement aprovecharon la creciente demanda de movilidad individual y el 18 de noviembre de 1899 presentaron al público las dos primeras motocicletas L&K: los modelos Slavia A y B. Con tal de que las motos fueran más estables y fáciles de manejar, se instaló el motor en la zona inferior del cuadro. Este posicionamiento se convirtió más tarde en el estándar internacional y es considerado un gran logro del ingeniero Václav Laurin. Por otro lado, la compañía debe su rápido crecimiento y expansión a la visión y el talento empresarial de Václav Klement, que consiguió grandes pedidos tanto en el mercado nacional como en los países industrializados como Alemania y Gran Bretaña.

Laurin & Klement Slavia | Foto: Skoda
Laurin & Klement Slavia | Foto: Skoda

Las increíbles cualidades de las motocicletas de Mladá Boleslav también se confirmaron con su éxito en diversos y exigentes eventos de carreras. El debut de la compañía en las carreras automovilísticas tuvo lugar en 1901 en la carrera París-Berlín, donde Narcis Podsedníček alcanzó la primera posición con un amplio margen después de 1.196 kilómetros, lo que valió a la empresa el estatus de leyenda. Otro acontecimiento muy importante de la era de las motocicletas fue la victoria de un CCR de L&K en el campeonato mundial de motocicletas no oficial en Dourdan, cerca de París, el 25 de junio de 1905.

Los primeros automóviles de L&K

A finales de 1905, la compañía de Mladá Boleslav presentó su primer automóvil: el Laurin & Klement Voiturette A. Este vehículo ligero y maniobrable equipaba un motor de un litro y dos cilindros y viajaba a velocidades de hasta 40 kilómetros por hora. Cabe destacar que en menos de un año en el negocio de la fabricación de automóviles, la gama de L&K incluía una amplia variedad de modelos de dos y cuatro cilindros. Poco a poco, la empresa aumentó su prestigio con el primer vehículo de ocho cilindros fabricado en Europa, el Tipo FF de 1907. L&K se convirtió en el mayor fabricante de automóviles de Austria-Hungría, exportando a varias docenas de mercados en todos los continentes habitados en ese momento, incluso antes de la Primera Guerra Mundial.

El L&K Voiturette A | Foto: Skoda
El L&K Voiturette A | Foto: Skoda

Los modelos icónicos de Skoda

Treinta años después de la fundación de la compañía, en 1925, Laurin & Klement se fusionó con un fuerte socio estratégico: el grupo de ingeniería Skoda. Esta fusión fue beneficiosa para ambas partes y sentó las bases para la historia de éxito continuo de la compañía. Desde entonces, la flecha alada presente en el logo de la marca se convirtió en todo un símbolo de velocidad y progreso.

Poco tiempo después, Skoda Auto convirtió sus instalaciones en Mladá Boleslav en una eficiente línea de producción. El lanzamiento de la nueva generación de vehículos de la firma checa se consideró todo un hito para la automoción, ya que el éxito de los modelos Popular, Rapid, Favorit y Superb posicionó a Skoda como el principal fabricante de automóviles en su país de origen a partir de 1936, una posición que la marca ha mantenido hasta la actualidad.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la compañía fue nacionalizada, aunque continuó su orgullosa tradición incluso en las complicadas condiciones de la economía planificada. En esa época se ampliaron las capacidades de producción en las plantas de Kvasiny y Vrchlabí y la compañía continuó desarrollando nuevos modelos de forma independiente. El mítico Skoda Octavia de 1959 y el elegante descapotable Skoda Felicia atestiguan la proeza de ingeniería de aquella época.

El Skoda Felicia | Foto: Skoda
El Skoda Felicia | Foto: Skoda

En marzo de 1964, Skoda inauguró una nueva fábrica en Mladá Boleslav que facilitó un rápido aumento de los volúmenes de producción anual. Ese mismo año, se lanzó al mercado la berlina con motor trasero Skoda 1000 MB y, en 1970, el icónico coupé deportivo Skoda 110 R. Cabe destacar que el Skoda 130 RS que derivó de él, se convirtió en uno de los coches de carreras y rallies más popular de su categoría a partir de 1975, recibiendo el apodo de “Porsche del Este”.

Skoda bajo el paraguas del Grupo Volkswagen

El Skoda Favorit, presentado en 1987, proporcionó una razón de peso para que el mayor fabricante de coches de Europa, el Grupo Volkswagen, adquiriera Skoda Auto. De este modo, el 16 de abril de 1991, Skoda se convirtió en la cuarta marca que se unió al Grupo Volkswagen. Gracias a la cooperación con el grupo alemán, el nivel de calidad aumentó y Skoda pudo ampliar su cartera para incluir modelos de clase superior. Asimismo, a largo plazo, la firma checa pudo conquistar otros segmentos atractivos como los SUV.

El Skoda Favorit | Foto: Skoda
El Skoda Favorit | Foto: Skoda

Gracias a su modelo híbrido enchufable Superb iV y a su coche 100% eléctrico Citigoe iV, Skoda consiguió entrar en 2019 en la era de la electromovilidad. La presentación en 2020 del primer modelo Enyaq iV, basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, supuso otro hito para la marca.

Actualmente, Skoda Auto está activa en más de 100 mercados en todo el mundo y produce también en China, Rusia, India, Eslovaquia y Ucrania, además de en sus tres plantas checas. Dentro del Grupo Volkswagen, Skoda es la encargada de gestionar las actividades del Grupo y sus marcas en Rusia, India y el norte de África. Como parte de su estrategia 2025, Skoda Auto se está transformando poco a poco de un fabricante de automóviles a una “empresa simplemente inteligente para las mejores soluciones de movilidad”.

El Skoda Enyaq iV | Foto: Skoda
El Skoda Enyaq iV | Foto: Skoda
También »  Smart revela las primeras imágenes de su futuro SUV eléctrico