Volkswagen ID. 4 GTX, así transporta la marca la filosofía GTI a la electrificación

Volkswagen presenta el ID. 4 GTX, el primer coche eléctrico deportivo del fabricante alemán, que marca el camino para futuras versiones prestacionales

Era cuestión de tiempo. Siendo el Golf GTI uno de los coches más deseados de la gama Volkswagen, era extraño no encontrar una versión deportiva todavía en la familia ID., formada de momento por el ID. 3 y el ID. 4. Finalmente ha sido con el SUV eléctrico con el que la firma de Wolfsburgo ha apostado por ello. El ID. 4 GTX es mucho más que un todocamino deportivo, es el inicio de una nueva familia de productos. Y es que GTX serán las siglas que acompañarán a los futuros eléctricos más prestacionales de la marca.

Como suele ser habitual en este tipo de versiones, el ID. 4 GTX apostará por cambios estéticos, detalles también en el interior para incrementar la sensación ‘racing’, una motorización más potente y ajustes dinámicos para garantizar una experiencia de conducción a la altura. ¿Podrán los GTX hacer olvidar a los GTI en el futuro? Es complicado dar una respuesta afirmativa a esta pregunta, pero esta es su propuesta.

Trasera del Volkswagen ID. 4 GTX | Foto: Volkswagen
Trasera del Volkswagen ID. 4 GTX | Foto: Volkswagen

El ID. 4 GTX mantiene el diseño de las variantes estándar del modelo a grandes rasgos, aunque incluye cambios como unas nuevas luces diurnas a ambos lados del paragolpes. Es habitual que los paragolpes sean más grandes y afilados en las versiones deportivas, pero en este caso el único cambio es la introducción de las mencionadas luces diurnas. Del mismo modo, en el lateral se añade una placa identificativa de la versión. Tampoco en la trasera hay grandes cambios. La inscripción ‘ID. 4’ se sustituye por las siglas ‘GTX‘ y los grupos ópticos LED cambian su firma lumínica para apostar por una ‘X‘. Sus llantas serán de 20 pulgadas y de diseño exclusivo, con opción de montar llantas de 21 pulgadas.

Cambios sutiles en el Volkswagen ID. 4 GTX | Foto: Volkswagen
Cambios sutiles en el Volkswagen ID. 4 GTX | Foto: Volkswagen

Como en el exterior, el interior tampoco apuesta por grandes cambios, más allá de una nueva luz ambiental en color rojo, costuras rojas de contraste en el volante, los asientos y los umbrales de las puertas. Como es costumbre, e logotipo GTX presidirá el volante y aparecerá en los asientos bajo el respaldo para la cabeza. Por lo demás, mantiene exactamente los mismos elementos vistos en el ID. 4 estándar.

299 CV de potencia y par instantáneo

Como todos los modelos del Grupo Volkswagen basados en la plataforma MEB, el ID. 4 GTX montará la batería bajo el piso del habitáculo, en este caso de 77 kWh de capacidad para alimentar a sus motor eléctricos durante un máximo de 480 kilómetros. Situados uno en cada eje, ambos propulsores entregarán 299 CV de potencia disponibles desde cero para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos. La batería podrá cargarse a un máximo de 125 kW de potencia, con lo que en un cargador rápido tardará menos de una hora en completar el 100%.

Interior del Volkswagen ID. 4 GTX | Foto: Volkswagen
Interior del Volkswagen ID. 4 GTX | Foto: Volkswagen

En condiciones normales de circulación, el ID. 4 GTX se propulsará mediante el eje trasero, tirando del delantero en situaciones en las que se precise una mayor tracción. Volkswagen se encomienda a la posición de la batería para prometer un centro de gravedad bajo que permitirá una conducción dinámica y divertida. El conductor podrá elegir entre cinco modos de conducción: Eco, Comfort, Sport, Individual y Traction, para variar el comportamiento según sus necesidades. El paquete opcional Sport reducirá en 1,5 centímetros su altura y sumará la dirección progresiva a su equipamiento.

Sin precio oficial para el mercado español, el ID. 4 GTX se comercializará en Alemania desde 50.415 euros a partir del próximo verano.

También »  Se confirman los contactos entre PSA y FCA para una posible alianza