Multas: 8 descuidos al volante que nos pueden salir muy caros

Por culpa de un despiste podemos enfrentarnos a situaciones incómodas y a algún que otro disgusto si recibimos una multa de tráfico

Todos sabemos que circular con el carné de conducir caducado, sin seguro de coche o sin la ITV en regla está prohibido. No obstante, por culpa de un despiste, un olvido o por simple desconocimiento, a veces, nos enfrentamos a situaciones de este tipo, que pueden dar lugar a riesgos completamente evitables y que además, nos pueden provocar algún que otro disgusto si recibimos una multa de tráfico. A continuación, repasamos algunos de los despistes más habituales entre los conductores y sus respectivas sanciones.

No llevar la documentación

A la hora de conducir, los usuarios deben llevan de forma obligatoria el carné de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica del coche. Si un conductor no dispone de alguno de estos tres documentos, puede ser denunciado por los agentes de Tráfico, sobre todo si esto impide al agente comprobar otras circunstancias propias de la circulación. Por ejemplo, si el coche dispone de una reforma de importancia y el conductor no muestra la tarjeta de la ITV. Circular sin la documentación obligatoria es una infracción leve sancionada con 60 euros de multa.

Conducir con el carné caducado

El carné de conducir caduca cada cierto tiempo con tal de garantizar el buen estado psicofísico del conductor. Por ello, el usuario debe renovarlo periódicamente y mantenerlo vigente si quiere circular sin ningún problema. En cuanto a los plazos de vigencia de la licencia, pueden variar en función del tipo de permiso (si es profesional o no) y de la edad del titular o su estado de salud. No obstante, el permiso de la clase B tiene un periodo de vigencia de diez años hasta los 65 años. A partir de dicha edad, el carné se debe renovar cada cinco años.

Según el Artículo 12.4 del Reglamento General de Conductores: “El permiso o licencia de conducción cuya vigencia hubiese vencido no autoriza a su titular a conducir y su utilización dará lugar a su intervención inmediata por la autoridad o sus agentes, que lo remitirán a la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente”, por lo que circular con el carné de conducir caducado es una infracción grave que está sancionada con una multa de 200 euros.

Circular con un coche sin seguro

Todo vehículo a motor debe tener obligatoriamente un seguro de responsabilidad civil para reparar los daños ocasionados a otras personas en un accidente de tráfico. De este modo, circular con un coche sin seguro es una infracción muy grave y según el Real Decreto Legislativo 8/2004, está castigada con una sanción económica de 601 a 3.005 euros, graduada según la categoría del vehículo, del servicio que preste, de la duración de la falta de aseguramiento y de si circulaba o no en el momento de la denuncia.

Conducir con la ITV caducada

Los coches matriculados o puestos en circulación deben someterse periódicamente y de forma obligatoria a una revisión técnica en una de las Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) autorizadas por el gobierno. El objetivo de esta revisión es garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad del automóvil y de las emisiones contaminantes. Cabe destacar que la vigencia de cada revisión es distinta en función del tipo de vehículo, su uso y su antigüedad. Conducir con la ITV caducada es una infracción grave y está sancionada con una multa de 200 euros.

Colocar mal los triángulos de emergencia

Cuando un vehículo se queda inmovilizado en la calzada por una situación de emergencia como, por ejemplo, una avería o un accidente de tráfico, el conductor debe advertir a los demás usuarios de la carretera de su situación colocando los conocidos triángulos de emergencia. Es importante situarlos como mínimo a 50 metros del coche, para que sean visibles a 100 metros de distancia. Asimismo, en vías de un solo sentido, únicamente será obligatorio colocar uno, por detrás del vehículo. No emplear los triángulos de señalización de peligro o colocarlos de forma incorrecta es una infracción leve que supone una multa de 80 euros.

No emplear el chaleco reflectante

Siempre que el conductor sale del coche y ocupa la calzada o el arcén en vías interurbanas es obligatorio que vista un chaleco reflectante reglamentario con el objetivo de hacerse visible al resto de usuarios de la vía. Por este motivo, lo más recomendable es disponer de un chaleco dentro del habitáculo y no en el maletero. No utilizar el chaleco reflectante es una infracción grave que está sancionada con una multa de 200 euros.

No colocar la placa con la L

Los conductores novatos deben llevar durante su primer año de permiso una placa con la letra L en un lugar visible para acreditar su condición de inexpertos. No obstante, si comparten su vehículo con otros conductores, a veces, pueden cometer el descuido de no colocar la placa antes de empezar a conducir. Esta infracción supone una sanción económica de 80 euros.

Conducir sin gafas

Circular incumpliendo las adaptaciones o limitaciones que figuran en el permiso de conducir del conductor es una infracción grave y sancionable. Por ejemplo, cuando un conductor necesita gafas para conducir, en su carné debe especificarse el código identificativo de dicha limitación. Incumplir esta normativa supone una sanción económica de 200 euros.

También »  Después del pick-up, Hummer presenta un SUV eléctrico que llegará en 2023