Stellantis se asocia con Foxconn para desarrollar nuevas tecnologías para vehículos

Stellantis se asocia con el mayor productor global de componentes eléctricos para desarrollar y comercializar soluciones tecnológicas para vehículos

Stellantis ha anunciado una asociación estratégica con la taiwanesa Foxconn, productora del iPhone, para desarrollar y comercializar tecnología avanzada para el interior de vehículos eléctricos. El consorcio cierra así una de las ambiciones del Grupo FCA, uno de sus integrantes, que ya negociaba con la compañía asiática antes de fusionarse con el Grupo PSA. De hecho, el proceso de unión supuso un parón en las negociaciones entre ambas partes.

Según han informado ambas compañías, la asociación estratégica, llamada Mobile Drive, tendrá su base en los Países Bajos y estará participada al 50% entre el consorcio automovilístico y la compañía taiwanesa. El objetivo principal será acelerar el desarrollo de tecnología para el interior del vehículo, desde dispositivos electrónicos hasta otros servicios digitales.

Líder tecnológico

Mobile Drive trabajará de forma independiente a las dos compañías y se establecerá como proveedor tecnológicos no solo de las marcas de Stellantis, sino de toda la industria automovilística. Mobile Drive desarrollará tanto soluciones innovadoras de software y de hardware para los vehículos del futuro, centrándose en los sistemas de infoentretenimiento. En esta asociación, Stellantis aportará su experiencia en diseño y ingeniería de vehículos, mientras que Foxconn su conocimiento en electrónica de consumo y telefonía móvil. Mobile Drive nace con vocación de convertirse en un líder tecnológico del sector de la automoción.

A finales del año pasado, Foxconn presentó su primera plataforma desarrollada para vehículos eléctricos, diseñada para facilitar su producción y permitir un lanzamiento más rápido al mercado. Entre sus planes, según anunció la compañía asiática, también está el lanzamiento de baterías de estado sólido, que permitirán una reducción del precio de la misma, así como más autonomía y una carga más rápida, en el año 2024.

Foxconn cuenta con gran presencia en el mercado chino y es el mayor fabricante del mundo de componentes electrónicos. Además de con Stellantis, la compañía taiwanesa trabaja junto a la startup china Byton y con la estadounidense Fisker. El Grupo Geely (VolvoPolestarLynk & Co.) también colabora con Foxconn para producir los coches eléctricos de Faraday Future, firma de la que el consorcio chino se hará accionista cuando salga a bolsa durante el segundo semestre de este mismo año.

También »  Peugeot 208: finalista del The Car of The Year 2020